lunes, 14 de octubre de 2019

Que el lucero matinal lo encuentre ardiendo, ese lucero que no conoce ocaso

 Lucifer es el paso de la inconsciencia a la conciencia individual humana. Él es el espíritu en acción, hambriento de conocerse a sí mismo a través de profundo universo. Él es Luz, no oscuridad. Él nos inspira a tomar conciencia de qué somos y de que venimos de la fuente primordial. Es el autoconocimiento. No es ningún demonio.
Al principio de la Creación había una noche oscura y tormentosa, y el primer rayo que surgió de esa negrura fue llamado Lucifer: el Portador de Luz





Fue la primera luz, el primer sonido, el primer relámpago, el único rayo que dura para siempre; y el mismo Lucifer exclamó: “Seré recordado como el eterno rebelde; como aquél que rompió la paz de la oscuridad y la ignorancia infinita.




No hay comentarios:

Publicar un comentario