domingo, 13 de septiembre de 2015

El totem Pez

Los antiguos finlandeses creían que Ukko, el padre de los cielos, había creado el fuego al golpear su espada con una uña. La chispa cayó sobre la tierra y se hubiera apagado en un lago si una trucha no se la hubiera comido. Así pasó de pez pequeño a pez cada vez más grande, hasta que el héroe Vainamoinen pescó a uno de ellos. Al abrir el pescado, la chispa cayó y saltó a la tierra, incendiando árboles, hasta que Vainamoinen la atrapó en una jarra de cobre. De ahí el valor ritual de los peces para el pueblo escandinavo. Sin ellos el ser humano no hubiera podido acceder al fuego

En la antigua mitología de la India Oriental, el pez es tótem símbolo de la transformación y la creación. Esto se observa en el mito del diluvio universal en la que Vishnu se transformó en un pez (Matsya) para salvar al mundo de una gran inundación. De esta forma, guió al rey  en un barco, junto con algunos elegidos  que llevaban las semillas de la vida para volver a crear el mundo después de que  la inundación cediera
En China, el pez es un símbolo de unidad y fidelidad, como se observa que los peces (sobre todo koi) a menudo nadan en parejas. En China es frecuente el ofrecer un pez como amuleto de regalos de boda , pues son  un signo benéfico  de la fidelidad y la perfecta unión. También el pez tótem en China  representa la fertilidad y la abundancia, debido a su capacidad de reproducirse en la velocidad y el volumen.

Por otra parte, en el budismo, el pez simboliza la felicidad y la libertad.
El tótem de la vida, de la fertilidad, de la buena suerte y la transformación. Los peces son símbolo de vida sin límite
Independencia, Potencial, Adaptación

El pez nos puede enseñar como adaptarnos a todos los ambientes;
nos pueden enseñar a simplificar nuestras vidas;
ellos nos pueden dar protección cuando lo necesitamos;
y conectarnos con el elemento creativo de la vida: el agua.
Cuando El pez entra en tu  vida como un tótem, a menudo señala que uno uno de los sentidos está
siendo despertado: visiones, sueños proféticos, o clariaudiencia .
También anuncia que Habrá un mayor contacto con el mundo espiritual.

Los rituales y hechizos que utilizan el pescado como principal ingrediente son muy comunes en países donde los frutos del mar son muy abundantes. Ya los antiguos brujos en la zona de la Columbia Británica realizaban un ritual para asegurar la pesca. Para ello lanzaban una figura de pez que nadaba en la dirección habitual de donde provenían los peces.

Este ritual permitía que las energías positivas incrementarán la cantidad de peces en épocas donde la pesca era una de las principales fuentes de alimento. Esto quedó registrado a través de un autor clásico de la literatura escocesa, James George Frazer, en su libro La rama dorada.


También hay tradiciones gastronómicas y rituales relacionados con los peces como los de algunas tribus de Papua Nueva Guinea donde los hombres comían peces grandes para robarles su vitalidad y así desarrollar mejor su cuerpo para las tareas de la aldea.
Para apreciar plenamente el significado simbólico de los peces, lo primero que se debe de tener en cuenta es su dominio acuático.
El agua tiene un significado simbólico con el subconsciente y la profundidad del conocimiento. El agua contiene todo el misterio de lo desconocido.
Las oscuras profundidades del océano - nunca se sabe muy bien qué esperar allí. Exploradores oceánicos incluso experimentados todavía se impresionan por sus descubrimientos en las profundidades.
El agua mantiene el misterio sin fin para nosotros - que representa lo que es, sin duda existe, pero no puede ser visto.
Por último, en la cultura nórdica antigua y las culturas europeas, los peces tenían un significado simbólico de la capacidad de adaptación, la determinación y el flujo de la vida.
El pez también se interpreta desde la psicología arquetípica como símbolo de la verdad profunda (bajo el agua) que se oculta para ser atrapada y, a continuación, salir a la luz.
Si miramos hacia el oriente las palabras pez y abundancia se pronuncian igual en chino (yu). Los peces simbolizan la riqueza. Y  también simbolizan la armonía, la felicidad conyugal y la reproducción, ya que se multiplican rápidamente y, a veces nadan en parejas.

Una leyenda china dice que la gente coloca los mensajes en el vientre de los peces, y por lo tanto el pescado ha llegado a simbolizar la comunicación con un amigo lejano o un ser querido.

El pez es un símbolo importante en la religión budista y se encuentra entre los signos auspiciosos sobre las huellas de Buda. El pez en las huellas de Buda significa la libertad de todos los medios de coerción.
El motivo de peces más populares que se encuentran en el arte y la cultura china es el de la carpa o peces Koi. La carpa es un poderoso símbolo de fortaleza y perseverancia. Las escamas y los bigotes de la carpa se asemejan a la de un dragón, un gran símbolo del poder en China. En el Festival de Año Nuevo “dinero afortunado” se entrega en un sobre rojo decorado con una carpa y los símbolos de larga vida como el melocotón y pinos.

La palabra “koi” viene de la palabra japonesa que significa “la carpa”. Este pez simboliza amor y amistad en Japón. Lo que pasa es que la palabra “koi” en japonés significa simplemente “pez”, pero a su vez suena muy parecido a una palabra japonesa que designa “amor/afecto” (digamos que es como un juego de palabras
 los monjes budistas deben golpear el pez de madera durante la salmodia de las escrituras. La razón de este precepto es que el pez nunca cierra sus ojos, lo que significa que los monjes deben estar siempre atentos para mantener su virtud y estudiar diligentemente.
En el budismo, el pez dorado (habitualmente representado en parejas) simboliza la ausencia de miedo mientras se flota a la deriva en un océano de sufrimiento, o como dicen los budistas "el mar del Samsara". El pez dorado se convierte el símbolo de la felicidad y la emancipación, de la libertad y la espontaneidad, todas ellas consecuencia y resultado de la liberación que se experimenta cuando las enseñanzas de Buda alcanzan en nuestro corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario