viernes, 8 de agosto de 2014

La Estrella, la Luna y el Sol son símbolos del progreso ordenado del cosmos, y por lo tanto del destino inexorable. La Señora del destino nos guia a través de la eternidad. Cuando el sol se ha puesto y la Luna es oscura - en términos psicológicos, cuando no tenemos ni la iluminación solar ni lunar - entonces las estrellas son nuestra única guía. Son las "constelaciones interiores" (los chakras), que siempre están ahí, pero invisible en el resplandor de la conciencia.
Puesto que la estrella  nos guía a través de los tiempos más oscuros, es un símbolo familiar de esperanza y promesa.

 también representa la Estrella de Isis (Sothis = Sirio), cuyo creciente anuncia el regreso de las lluvias y el renacimiento del Nilo, y así de todas las cosas, Isis es la Reina del Cielo que gobierna el cosmos. Desde el cosmos no se pueden apresurar o retrasar, la mujer muestra la actitud adecuada: ella espera, serena con calma interior, la aceptación de las condiciones necesarias para el eventual cambio
Es también un signo de esperanza, ya que anuncia un nuevo amanecer, un momento de la renovación, el renacimiento del sol. Así, la Estrella de la Mañana, que se asocia con Afrodita, Isis e Ishtar, también se llama Lucifer
Renunciar a la expectativa podría interpretarse como vivir en el momento presente, sin esperanza o la preocupación por el futuro, y sin nostalgia ni arrepentimiento por el pasado.

1 comentario:

  1. Dafne,si vas a incluir afrodita,como enlace de la feminidad, Isis no es la afrodita egipcia.Lo es Hathor .Físicamente son casi iguales,también se dice que eran la misma,solo que Hathor tiene cuernos de buey;por lo demás son igualitas.Lo digo porque tengo un gran respeto por Hathor ,mitología incluida.

    ResponderEliminar