sábado, 19 de julio de 2014

El hacedor

tú sabes que por un breve momento tu alma se fue, y bailó con las cosas de otro mundo. Y esta experiencia no se puede repetir. ningún trabajo de hechicería real se repite exactamente como  antes, al igual que ningún viento sopla de la misma manera dos veces, y no hay río que fluya de la misma manera en el mismo lugar dos veces. Para comprender la hechicería, el auténtico momento magico es beber de "La Copa que hay que romper" - la antigua nave de sacrificio que fue destruida tan pronto como se  utilizó. Ninguna obra de hechicería es repetible  porque las condiciones que hicieron posible que en ese momento fuera posible se han ido para siempre. hay tantas condiciones, visibles e invisibles, que crean cada auténtico, momento hechicero.  no puedes captar los momentos mágicos, a menos que primero te des cuenta de ellos. Convertirse en un vidente, utilizando los sentidos y el alma correctamente, es por lo tanto el primer requisito antes de que una persona se convierte en un "hacedor", un trabajador del arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario