lunes, 2 de junio de 2014

A'arab Zaraq. Qliphoth


A'arab Zaraq es la representación del demonio del judaísmo (qlifá) correspondiente a la sefirá Netsaj en el Árbol de la Vida de la Cábala. Se traduce como «Los cuervos en dispersión» y los demonios asociados con éste son cuervos horribles con cabeza de demonio.
el Archidemonio es Baal Chanan.
Las qlifot son la fuerza desequilibrada de una sefirá particular. Netsaj es la sefirá 'victoria', la habilidad de superar obstáculos, pero es necesario equilibrarlo con Hod, la habilidad de racionalizar y ejercitar el auto-control. Si no se equilibra se convierte en una pasión descontrolada, el lado oscuro de Venus.
Algunos autores creen que el cuervo en dispersión es el cuervo que Noé dejó libre en el arca cuando el agua comenzó a dispersarse.
Thomas Karlsson menciona en su libro Qabalah, Qliphoth and Goetic Magic que el simbolismo de los Cuervos de la Dispersión se debe a que esta ave sobrevolaba los campos de batalla, en busca de carroña. También menciona que es en oposición a la paloma de la paz (un ave blanca y pura).
A'arab Zaraq es la representación del demonio del judaísmo (qlifá) correspondiente a la sefirá Netsaj en el Árbol de la Vida de la Cábala. Se traduce como «Los cuervos en dispersión» y los demonios asociados con éste son cuervos horribles con cabeza de demonio.

Las qlifot son la fuerza desequilibrada de una sefirá particular. Netsaj es la sefirá 'victoria', la habilidad de superar obstáculos, pero es necesario equilibrarlo con Hod, la habilidad de racionalizar y ejercitar el auto-control. Si no se equilibra se convierte en una pasión descontrolada, el lado oscuro de Venus.

Algunos autores creen que el cuervo en dispersión es el cuervo que Noé dejó libre en el arca cuando el agua comenzó a dispersarse.

Thomas Karlsson menciona en su libro Qabalah, Qliphoth and Goetic Magic que el simbolismo de los Cuervos de la Dispersión se debe a que esta ave sobrevolaba los campos de batalla, en busca de carroña. También menciona que es en oposición a la paloma de la paz (un ave blanca y pura).
A'arab Zaraq es el nivel más externo astral, en el lado nocturno del árbol cabalístico. Netzach es la contraparte de esta brillante Qlipha. Netzach significa victoria, y la victoria es un aspecto fundamental, también, a su polo contra la oscuridad. A'arab Zaraq representa la batalla, y sus fuerzas son invocadas por el mago oscuro para sus victorias en las batallas de la vida. Dioses de la guerra, al igual que Odín y Baal, en sus formas más demoníacas están asociados a este ámbito. En la Cábala, Baal es considerado como el rey demonio de  A'arab Zaraq.

El símbolo de Netzach es la paloma, que corresponde al amor, la pureza y la paz. El cuervo es el símbolo de A'arab Zaraq. A'arab Zaraq significa "Los Cuervos de dispersión". El cuervo es la contraparte negra de la paloma, y ​​representa no sólo la guerra y la tormenta, sino también la pasíon, el pecado y la sabiduría de lo prohibido. El cuervo vive de los muertos en el campo de batalla y es el espíritu libre de la muerte. El cuervo es el ave parlante que trae mensajes y profecías, la conciencia libre del mago, al igual que la dispersión de los cuervos de Odín para recolectar el conocimiento y la sabiduría.
Esta es la esfera de las emociones oscuras. Aquí podemos encontrar las tormentas de sentimientos prohibidos y los instintos oscuros.
La pura Venus blanca pertenece a Netzach, y la Venus negra corresponde a A'arab Zaraq. La Venus Negra se llama la Venus Illegitima y es la diosa de las perversiones. Su amor es estéril en el nivel de la tierra, pero fértil en el mundo interior del mago y en los niveles superiores.
A'arab Zaraq es la representación del demonio del judaísmo (qlifá) correspondiente a la sefirá Netsaj en el Árbol de la Vida de la Cábala. Se traduce como «Los cuervos en dispersión» y los demonios asociados con éste son cuervos horribles con cabeza de demonio.
Las qlifot son la fuerza desequilibrada de una sefirá particular. Netsaj es la sefirá 'victoria', la habilidad de superar obstáculos, pero es necesario equilibrarlo con Hod, la habilidad de racionalizar y ejercitar el auto-control. Si no se equilibra se convierte en una pasión descontrolada, el lado oscuro de Venus.
Algunos autores creen que el cuervo en dispersión es el cuervo que Noé dejó libre en el arca cuando el agua comenzó a dispersarse.
Thomas Karlsson menciona en su libro Qabalah, Qliphoth and Goetic Magic que el simbolismo de los Cuervos de la Dispersión se debe a que esta ave sobrevolaba los campos de batalla, en busca de carroña. También menciona que es en oposición a la paloma de la paz (un ave blanca y pura).
A'arab Zaraq es la representación del demonio del judaísmo (qlifá) correspondiente a la sefirá Netsaj en el Árbol de la Vida de la Cábala. Se traduce como «Los cuervos en dispersión» y los demonios asociados con éste son cuervos horribles con cabeza de demonio.

Las qlifot son la fuerza desequilibrada de una sefirá particular. Netsaj es la sefirá 'victoria', la habilidad de superar obstáculos, pero es necesario equilibrarlo con Hod, la habilidad de racionalizar y ejercitar el auto-control. Si no se equilibra se convierte en una pasión descontrolada, el lado oscuro de Venus.

Algunos autores creen que el cuervo en dispersión es el cuervo que Noé dejó libre en el arca cuando el agua comenzó a dispersarse.

Thomas Karlsson menciona en su libro Qabalah, Qliphoth and Goetic Magic que el simbolismo de los Cuervos de la Dispersión se debe a que esta ave sobrevolaba los campos de batalla, en busca de carroña. También menciona que es en oposición a la paloma de la paz (un ave blanca y pura).
A'arab Zaraq es el nivel más externo astral, en el lado nocturno del árbol cabalístico. Netzach es la contraparte de esta brillante Qlipha. Netzach significa victoria, y la victoria es un aspecto fundamental, también, a su polo contra la oscuridad. A'arab Zaraq representa la batalla, y sus fuerzas son invocadas por el mago oscuro para sus victorias en las batallas de la vida. Dioses de la guerra, al igual que Odín y Baal, en sus formas más demoníacas están asociados a este ámbito. En la Cábala, Baal es considerado como el rey demonio de  A'arab Zaraq.

El símbolo de Netzach es la paloma, que corresponde al amor, la pureza y la paz. El cuervo es el símbolo de A'arab Zaraq. A'arab Zaraq significa "Los Cuervos de dispersión". El cuervo es la contraparte negra de la paloma, y ​​representa no sólo la guerra y la tormenta, sino también la pasíon, el pecado y la sabiduría de lo prohibido. El cuervo vive de los muertos en el campo de batalla y es el espíritu libre de la muerte. El cuervo es el ave parlante que trae mensajes y profecías, la conciencia libre del mago, al igual que la dispersión de los cuervos de Odín para recolectar el conocimiento y la sabiduría.
Esta es la esfera de las emociones oscuras. Aquí podemos encontrar las tormentas de sentimientos prohibidos y los instintos oscuros.
La pura Venus blanca pertenece a Netzach, y la Venus negra corresponde a A'arab Zaraq. La Venus Negra se llama la Venus Illegitima y es la diosa de las perversiones. Su amor es estéril en el nivel de la tierra, pero fértil en el mundo interior del mago y en los niveles superiores

A'arab Zaraq es la representación del demonio del judaísmo (qlifá) correspondiente a la sefirá Netsaj en el Árbol de la Vida de la Cábala. Se traduce como «Los cuervos en dispersión» y los demonios asociados con éste son cuervos horribles con cabeza de demonio.

Las qlifot son la fuerza desequilibrada de una sefirá particular. Netsaj es la sefirá 'victoria', la habilidad de superar obstáculos, pero es necesario equilibrarlo con Hod, la habilidad de racionalizar y ejercitar el auto-control. Si no se equilibra se convierte en una pasión descontrolada, el lado oscuro de Venus.

Algunos autores creen que el cuervo en dispersión es el cuervo que Noé dejó libre en el arca cuando el agua comenzó a dispersarse.

Thomas Karlsson menciona en su libro Qabalah, Qliphoth and Goetic Magic que el simbolismo de los Cuervos de la Dispersión se debe a que esta ave sobrevolaba los campos de batalla, en busca de carroña. También menciona que es en oposición a la paloma de la paz (un ave blanca y pura).
A'arab Zaraq es el nivel más externo astral, en el lado nocturno del árbol cabalístico. Netzach es la contraparte de esta brillante Qlipha. Netzach significa victoria, y la victoria es un aspecto fundamental, también, a su polo contra la oscuridad. A'arab Zaraq representa la batalla, y sus fuerzas son invocadas por el mago oscuro para sus victorias en las batallas de la vida. Dioses de la guerra, al igual que Odín y Baal, en sus formas más demoníacas están asociados a este ámbito. En la Cábala, Baal es considerado como el rey demonio de  A'arab Zaraq.

El símbolo de Netzach es la paloma, que corresponde al amor, la pureza y la paz. El cuervo es el símbolo de A'arab Zaraq. A'arab Zaraq significa "Los Cuervos de dispersión". El cuervo es la contraparte negra de la paloma, y ​​representa no sólo la guerra y la tormenta, sino también la pasíon, el pecado y la sabiduría de lo prohibido. El cuervo vive de los muertos en el campo de batalla y es el espíritu libre de la muerte. El cuervo es el ave parlante que trae mensajes y profecías, la conciencia libre del mago, al igual que la dispersión de los cuervos de Odín para recolectar el conocimiento y la sabiduría.
Esta es la esfera de las emociones oscuras. Aquí podemos encontrar las tormentas de sentimientos prohibidos y los instintos oscuros.
La pura Venus blanca pertenece a Netzach, y la Venus negra corresponde a A'arab Zaraq. La Venus Negra se llama la Venus Illegitima y es la diosa de las perversiones. Su amor es estéril en el nivel de la tierra, pero fértil en el mundo interior del mago y en los niveles superiores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario