lunes, 28 de abril de 2014

La ética del Arte Antiguo

 la Brujería Tradicional no
posee  código ético. La ética del Arte Antiguo es completamente ambigua y circunstancial.  El
daño y el dolor también son parte de la naturaleza… y nosotros, los seres humanos, somos
parte de ésta. Por lo que el daño y el dolor forman parte de nosotros igualmente. Para poder
vivir necesitas comer, y ello implica matar y herir a plantas y animales. La vida se alimenta de la
vida. El Arte Tradicional está muy orientado a la familia y a la tradición, y si alguien amenaza a
la familia o a la tradición, detener dicha amenaza es el objetivo principal. Si ello implica herir a
alguien, sin duda eso será lo que la bruja/o tradicional hará. Ninguna ética interferirá en ello. El
Arte y los poderes invocados no son “buenos” ni “malos”… son ambos. Hay un tiempo y un
lugar para los dos. Esto es algo bastante difícil de comprender para las mentes new-age, pero
esto es lo que hay. Negar alguna de las partes de tu ser, o de la naturaleza, es apartarte del
misterio central de la brujería: la integridad o plenitud.
Imagen y texto de Robin Artisson.

1 comentario: