martes, 11 de febrero de 2014

Brujería y Confort


Por alguna razón estas ideas que paso a exponer están relacionadas con una discusión que un brujo y un mago del Caos tuvieron años atrás y que por casualidad tuve la oportunidad de escuchar, era acerca de buscar la comodidad a través de la magia. Básicamente el mago del Caos dijo que su meta última en la magia era el bienestar. El brujo replicó que ésta nunca podría ser la meta de su magia. La reacción de ambos fue clara, estaban horrorizados al oír al otro declarar su meta en la magia. Mi opinión en aquellos tiempos era de que tener un poco de confort no sonaba tan mal, y no podría comprender esa clase de masoquismo que deliberadamente evitaba tal confort. Aún así me despertó mucho más respeto el brujo que se oponía a lo confortable, que el mago del Caos que daba apoyo a esto. Sin duda los consideraba más experimentados y competentes que yo ( aún el día de hoy), así es que tenía la ligera sospecha de que me estaba perdiendo de algo muy importante. Pues bien no puedo decir este ha sido un problema que haya ocupado mis pensamientos estos últimos años hasta que surgió nuevamente cuando el proyecto KIA fue lanzado en 2001 si mal no recuerdo.. Pero ha surgido de vez en cuando en mi mente inesperadamente generalmente cuando estoy en alguna clase de estado mental alterado. ¡Así que el hecho de que me ha tomado más de siete años resolver este problema no debería ponerme en una posición tan equivocada! ¡Eso espero! Curiosamente la respuesta que me ha llegado guarda relación con mis ideas iniciales sobre los conceptos de Senex y Puer del artículo "Thanateros y Anarquía" que escribí para Key64.net (o key23 como se llamaba en aquel entonces). El Senex es el arquetipo Jungiano del Hombre Viejo, referente a Thanatos, Saturno y Kronos. El Puer se relaciona con el Hombre Joven, y de tal manera a Eros, Mercurio, Heros y otros. El arquetipo Puer a menudo muere joven como resultado de su insensatez, mientras que el arquetipo Senex a menudo intenta impartir Sabiduría al Puer. O si el Puer es demasiado serio y responsable, entonces el Senex intenta inspirarlo con las alegrías de aparentes tonterías. Merlin y Wart en la película de animación "La Espada en la Piedra" son buenos ejemplos de lo anterior, y si olvidamos los elementos masculinos en los arquetipos, la película Harold y Maude es un ejemplo aun mejor. Básicamente, el Senex, al disponer de sabiduría, ve el peligro en tanto demasiada tontería así como también demasiado poca. En este sentido la Sabiduría no sería lo contrario de la Estupidez sino que un árbitro entre las polaridades Seriedad/Estupidez. La seriedad puede conducir a la trampa del hábito del confort. Básicamente, observando las consecuencias de nuestras acciones aprendemos cuáles nos dan más felicidad y así repetirlas más frecuentemente, y excluir aquellas que no nos traen placer. Sin embargo, haciendo esto iríamos limitando nuestras opciones continuamente hasta que finalmente nuestra vida se convierta en una aburrida rutina compuesta de solo aquello que previamente nos era de sumo agrado. Podemos continuar con esta rutina creyendo engañosamente de que es la mejor opción para obtener placer. Estamos a gusto y no queremos movernos. Una de las tantas cosas que he observado en mi vida es que mis gustos han ido cambiado constantemente, y que sólo lograron una cierta estabilidad por solo breves períodos. La música que alguna vez me gustó ahora me aburre. La música que alguna vez odié ahora me gusta. La comida que una vez me asqueó es ahora una parte normal de mi dieta. La comida sin la cual podia vivir, ahora nunca la como. Mi estilo de vestir ha cambiado con los años. Mi gusto por la decoración interior ha cambiado. Mis métodos favoritos de brujería y adivinación han cambiado. Mis atractivos sexuales, e inclinaciones, han cambiado. Si simplemente me hubiese estancado con lo que estaba a gusto, nunca habría progresado. Nunca hubiese sabido que mis gustos iban a cambiar y hubiese vivido una vida confortable pero sosa. ¡En otras palabras, un destino que no le desearía a nadie! Mirando hacia atrás en el tiempo, me pregunto si alguna vez he necesitado usar la magia para obtener confort. Y realmente pienso que la respuesta no es sólo que no, si no que pienso que nunca lo he necesitado. Estar a gusto es fácil. Es lo que ocurre de modo natural cuando no arruinas el delicado balance que normalmente hay en tu vida. Cuando te adaptas y haces lo que se espera. Si todo lo que quieres es estar cómodo, vende todos tus libros de magia y compra una cama agradable, un sofá agradable y relájate. Si no puedes hacer eso sin magia, entonces insinuaría que algo anda mal. ¿Entonces cuál ha sido la meta subyacente de mi brujería todo este tiempo? Para desequilibrar la monotonía en mi vida, para desafiarme a mí mismo y meterme en nuevos territorios, para moverme gradualmente hacia situaciones nuevas en las cuales no estoy de principio tan a gusto y por consiguiente liberarme de los caminos confortables en los cuales inevitablemente me encuentro. Para rebelarme en contra de mi tirano interior y provocar una revolución interna en mi vida. Al menos esta ha sido mi experiencia. Obviamente no puedo hablar por otros brujos y magos, y así es que tendría interés de escuchar cómo se relacionan con la idea de lo confortable, y especialmente cómo esto guarda relación con su brujería.
Por Anton Channing

1 comentario:

  1. -Ahi me cae como anillo al dedo el cuentito de buda sobre los deseos . tambien lo de la impermanencia y tambien me gusta eso de aca y ahora .
    - y estar tranqui ,ser feliz de la forma de cada quien. por que no es que me guste estar siempre high; pero si tranqui . estaria bien tener una mezcla de todo: desfachatez,alegria,responsabilidad y locura ,todo mezclado en el senex y el puer y adaptar segun circunstancia . no? en fin, pensamientos en voz alta . salu2 a la patrona del blog

    ResponderEliminar