domingo, 8 de diciembre de 2013

Damballa

Damballa es una deidad primitiva que se remonta a los orígenes del vudú en África. Según la creencia popular se suele mover lentamente y con gracia, pero siempre con dignidad, pero puede reaccionar con inusitada rapidez si es necesario. Es difícil comunicarse con Damballah, y ofrece su sabiduria a través de metáforas y acertijos. Damballa es el menos humano de los Loa. Aquellos montados por él actúan como serpientes, arrastrándose por el suelo, siseando y subiéndose a los árboles. Damballah raramente habla en una lengua humana. El día sagrado de Damballa es el jueves.
En Nueva Orleans y Haití es a menudo representado como una serpiente y está estrechamente relacionado con las serpientes . Se le considera el padre de todos loa como todos los espíritus son los aspectos de él. Su esposa es Ayida Weddo , la serpiente arco iris
Damballah rige la mente, el intelecto y el equilibrio cósmico. Damballah es el protector patrono de los discapacitados, deformado, tullidos, los albinos y los niños pequeños. Cuando él se presenta en posesión, él no habla, sólo hace ruidos como de serpiente. Está sincretizado en el catolicismo a través de la figura de San Patricio
 Como fuente de la vida,  está también fuertemente asociado con el agua y la lluvia.

Damballah está fuertemente asociado con los ancestros, y él y su compañera Ayida-Wedo son los más viejos y más sabios de los loas.
 Sus movimientos se utilizan para explicar los terremotos [3] así como el movimiento del océano, la aparición del arco iris, y la creación de valles.
Según la leyenda  la Creación se debió a la unión del Arco Iris con la Serpiente: Cuando el agua llegó a la tierra se alzó el arco iris y la serpiente-padre de las aguas, fuente de la sabiduría espiritual- la tomó por esposa; su amor los unió en una hélice cósmica que abarcó los cielos. De esa unión nació el espíritu que da vida a la sangre; su bendición fue enseñar a los humanos a beber sangre de la serpiente, como un sacramento que les permita asumir su espíritu y aprehender su sabiduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario