martes, 12 de noviembre de 2013

El espiritu de las casas

En el animismo todo tiene un espíritu, una presencia o energía. Desde esta visión del mundo, Las casas, no son una excepción. Incluso La casa en sí, es una presencia que vive y respira. Las casas suelen tener un profundo interés en la gente que vive en su interior, y sus espíritus la mayoría de las veces tienen una forma humanoide. También pueden tener forma de energía,  o de una luz brillante.  A veces toman la forma de personas que han vivido en la casa antes.
Así que mantener una relación estrecha con la casa, es algo que nos ayudará a estar en sintonía con el espíritu de esta. Hablarle, cantarle y mantenerla libre de suciedad, formaría parte de este ritual.  Quizás al principio la casa no se digne en hablarnos, ya que no están acostumbradas a que lo hagamos, pero con el tiempo,si nos dirigimos a ella con respeto, nos sorprenderá cuanto tienen que comunicarnos y lo bueno para nosotros y ella de esta relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario