jueves, 22 de agosto de 2013

vida, muerte y reencarnación... John Barleycorn debe morir




Tres hombres emprendieron camino hacia el oeste,
para intentar hacer fortuna
Los tres hombres hicieron un solemne juramento:
John Barleycorn debe morir

Ellos han arado, han sembrado, lo atormentaron
arrojando tierra sobre su cabeza.
Y aquellos hombres hicieron declararon:
John Barleycorn está muerto

Dejaron pasar mucho tiempo, hasta que las lluvias del cielo cayeron torrencialmente
Y el pequeño Sir John sacó la cabeza de la tierra sorprendiendo a todos

Permitieron que creciera hasta la llegada del verano, pareciendo pálido y demacrado
Y al pequeño Sir John le ha crecido una larga barba convirtiéndose en un hombre

Entonces ellos contrataron a unos hombres que con sus afiladas hoces, lo segaron a la altura de las rodillas
Lo enrollaron y ataron por la cintura de la forma mas salvaje que pudieron

Tambien contrataron a unos hombres para que con sus horquillas lo atravesaran hasta el corazón
Y el cargador lo depositó atado en el carro de la peor manera
Después se dieron media vuelta y regresaron hasta un establo


Y allí hicieron un solemne juramento sobre el pobre John Barleycorn
Contrataron a unos hombres que le separaron la piel de los huesos
Y el molinero se ocupó de forma salvaje en reducirlo a polvo entre dos piedras

Y el pequeño Sir John acabó en un tazón marrón junto a un vaso de brandy
Y el pequeño Sir John acabó en un tazón marrón resultando al final ser el hombre mas fuerte

El cazador no puede perseguir al zorro, ni contar con la fuerza necessaria para soplar el cuerno...
Y el calderero no puede arreglar calderas ni ollas sin un poco de grano de cebada



vida, muerte y reencarnación... John Barleycorn debe morir

No hay comentarios:

Publicar un comentario