miércoles, 1 de mayo de 2013

Está lloviendo en mi corazón

JON MACNAIR

En el salón de la casa de la Muerte hay un reloj con un péndulo semejante a una hoja cortante; pero no tiene manecillas, porque en la casa de la Muerte no existe más tiempo que el presente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario