miércoles, 15 de mayo de 2013

El satanismo no es magia del caos, ni la magia del caos es satanismo.

He recibido algunos mail preguntandome si la magia del caos es satanismo, o relacionando el satanismo con la magia del caos.
Creo que hay cierta confusión con este tema, por eso he decidido hoy escribir una entrada que pretende ser aclaratoria.

Empezaré diciendo que el satanismo es un paradigma extensión del cristianismo,al servicio de la emancipación a esa subyugación psicológica y a veces física que ha supuesto la religión judeocristiana
El satanismo es una creencia que puede ayudar a oponernos a muchas cosas que esclavizan al lado "cristiano", "bueno", de "luz", moralista e inflexible. Este ha sido uno de los motivos de la existencia del satanismo. Aumque evidentemente resentidos del judeo-cristianismo.
Satán es una caricatura creada por la iglesia cristiana.
En Caoísmo y Magia del Caos, una aproximación personal", Pete Carroll, este dice:
ahora la creencia en "Dios" como el autor de la mayor parte de lo que sucede en el mundo ha sido casi abandonada por completo, e incluso la creencia en la existencia de un "Dios" ausente se desvanece. El satanismo como gesto anti-religioso es ahora un desperdicio de talento iconoclasta.
 Las religiones precristianas no contaban diablos ni satanes en sus filas, si habían  dioses con cuernos, que emulaban la cornamenta de los animales que les servían como alimento y supervivencia, dioses de la naturaleza, que nada tenían que ver con entidades infernales. Pero nada parecido a satanes. Cuando las religiones monoteístas tomaron el poder, deidades tales como Pan fueron consideradas tan anticuadas que era relativamente fácil demonizarlas,
En la magia del caos podemos usar un ritual de corte satánico, como podemos usar uno de corte budista. Pero eso no quiere decir que la magia del caos sea satanista, o que los satanicos sean magos del caos.


Para Los que se acercan a  la Magia del Caos, lo más difíciles de comprender, es que esta en realidad no es en absoluto una filosofía, ya que en realidad es una tecnología, un acercamiento, o una postura ante los sistemas de magia.
La magia del caos no es el satanismo espiritual, que adora a satanas como a un dios, ni el satanismo ateo, que contradictoriamente adora a satanas también. La magia del caos no coloca a ningúnn dios en el centro del universo como los primeros, ni coloca al hombre en el centro como los segundos, la magia del caos rechaza la idea de que haya un centro.


"El diablo es un mito conveniente, inventado por los verdaderos destructores del mundo"
Robert Anton Wilson.

4 comentarios:

  1. ¿Y qué malo hay en adorar a Satán como entidad? ¿o en potenciar al Satán que todos llevamos dentro, esto dentro de la corriente de los satanistas que no creemos en un Satán fuera de nosotros, si no más bién en su aspecto psicológico?

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo.
    No sé en que parte del texto escribo que sea malo o bueno. Yo no lo veo.
    Dentro de la magia del caos, la postura que se toma respecto a tus preguntas, es que trabajar a piñón fijo con una entidad, da igual que la consideres fuera de ti, o una parte tuya, desemboca irremediablemente al desequilibrio.

    ResponderEliminar
  3. EXCELENTE REFLEXIÓN. No dudo que muchos satanistas puedan lograr resultados satisfactorios aunque en lo personal el culto al Gran Maligno -con toda su parafernalia y su iconografía ceremonial- me parece teatral, ampuloso, sobreactuado, decimonónico, hijo fiel de la imaginación confesional pues dibuja en buena medida los miedos, odios y fobias del la cultura eclesial. Tan limitante el paradigma cristiano como su contraparte anticristiano. La magia del caos, en cambio, es libertad en el más puro sentido del término, en fondo y forma. SALUDOS.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el articulo, vi un video muy interesante de la magia del caos os dejo aca os dejo el link: https://www.youtube.com/watch?v=oQkGmp75M4c

    ResponderEliminar