jueves, 30 de mayo de 2013

el estado oceánico y la posesión


Claude Planson,  fue el primer secretario general del famoso Teatro Nacional de París (TNP) de Jean Vilar. Luego de ser director del Teatro de las Naciones, Presidente de la Compañía "Los Danzantes, Cantantes y Comediantes de París", director del" Centro de Altos Estudios Teatrales (CHET), fue fundador, con Louis Pauweis, de la asociación para el encuentro de las culturas (ARC). Para tratar de encontrar una respuesta a algunas interrogantes sobre el teatro (¿Cómo se vincula a lo sagrado? ¿En qué es una terapia? ¿Qué dan a entender los griegos cuando hablan de la visita de los dioses en el escenario? ... ) Se interesó en las prácticas rituales de vudú haitiano.
A medida que abandona sus tradiciones judeo-cristianas parece que el mundo occidental se esfuerza en forma desesperada por redescubrir (mediante la música electro-acústica, los efectos luminosos, las danzas seudo-extáticas) un estado que era familiar para los Antiguos que lo llamaban "Entusiasmo" y que Freud presintió evocando el estado oceánico. Separada de lo Sagrado, esta búsqueda mecánica de una modificación de los estados de conciencia no podía desembocar más que en un fracaso y en la irrupción de las drogas duras. Sin embargo, los cultos de posesión, permitiendo a la vez la liberación de nuestras angustias y la posibilidad de entrar en contacto con el mundo de los dioses, nunca dejaron de expresarse en todo el mundo. Pero la palabra "posesión" (derivada del vocabulario de la Inquisición) sigue atemorizando, viendo los cristianos en ella una manifestación del Maligno y los agnósticos un desorden de tipo psiquiátrico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario