martes, 5 de marzo de 2013

El Destello Relampagueante


Éste es un ejercicio de fortalecimiento y energía básico que se puede practicar como parte de un ritual o como ejercicio autónomo. Es una versión simplificada del ejercicio del Pilar del Medio.
Párese con los pies separados, los brazos estirados hacia arriba, los ojos cerrados, con la cabeza inclinada hacia atrás.
Visualícese como un roble, erguido en un llano solitario. Es de noche, y las estrellas brillan.
Nubes púrpura que anuncian tormenta comienzan a reunirse en el amplio cielo sobre usted. El viento comienza a sacudir sus ramas y el aire se llena de lejanos rumores de truenos y electricidad estática .
La tormenta crece violentamente - y va creando un alto grado de tensión hasta que de pronto un violento estallido de relampagueante luz blanca cae sobre usted, haciéndole estremecerse violentamente.
Usted siente la tremenda energía que pasa atravesando su cuerpo y que llega a sus raíces y desde allí hacia las profundidades de la tierra - la fuerza de la tierra responde de la misma manera y usted siente una oleada dinámica de energía que vuelve hacia arriba; que es la savia que corre a través de sus raíces.
Sienta el relámpago de fuerza que sube, elevando su conciencia hacia las estrellas hasta que usted mismo se convierte por un breve pero interminable espacio de tiempo, en una estrella que brilla en el espacio infinito.
Baje los brazos lentamente cruzándolos sobre el pecho, junte sus pies y luego coloque los dedos índice y anular de su mano derecha sobre sus labios (el signo del silencio), sintiéndose en total calma y lleno de energía.
Esto cierra el ejercicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario