miércoles, 16 de enero de 2013

ritual de condenación a Hitler el 22 de enero 1941

Durante una noche de lluvia y viento el 22 de enero 1941 un grupo de jóvenes idealistas se reunieron en una cabaña aislada en el bosque de Maryland con la idea de matar a Adolf Hitler con la ayuda de los hechizos de vudú.
El encuentro en una cabaña abandonada en los bosques de Maryland.




Una hora después de su llegada, los jóvenes magos tomaban ron. Ted Caldwell pronuncia una maldición.


Fueron utilizados tambores especiales para el ritual
Pronunciaron canticos para el ritual de Hitler. Además de frases y textos ya preparados para el momento.



Esta chica pronuncia una maldición sobre Hitler (o, más bien, sobre un maniquí que lo simula.) El exorcista jefe, dice: "Hitler, eres el enemigo del hombre y del mundo, por lo que os maldicen, os maldicen para cualquier lágrimas y sangre! Nos maldicen... "Todo el grupo repite el estribillo:" ¡Te maldigo "

En una rueda alrededor del enemigo y preparados con armas preparadas para atacar.

Utilizan clavos para dañar a las figuras de Hitler

Culmina una ceremonia ocultista - clavos encantados puestos en el corazón y la garganta de Hitler. Lanzan conjuros invocando a una deidad para transferir las heridas en el cuerpo del maniquí de Hitler al cuerpo real de Hitler

Decapitaron al maniquí.

El maniquí de Hitler fue enterrado en un bosque de pinos . Los participantes continuaron maldiciendo mientras cantaban y bailaban al ritmo de los tambores, mientras  consumían alcohol.

A finales de enero de 1941, casi dos años después de haber estallado la Segunda Guerra Mundial, un grupo de jóvenes estadounidenses se reunieron en una cabaña localizada en un bosque de Maryland, para ser partícipes de un rito que supuestamente acabaría con la vida de Adolfo Hitler. Estas personas siguieron el llamado de William Seabrook, un hombre que llevó una vida rodeada de misticismo y que dio mucho de qué hablar en aquellos años, dadas sus creencias y costumbres, mismas que pusieron "en jaque" a la sociedad. Seabrook nació precisamente en Maryland en 1884, que desde muy joven se sintió atraído por cuestiones relacionadas con el ocultismo y lo sobrenatural, así que viajó al continente europeo para estudiar en la Universidad de Ginebra metafísica y filosofía.
Regresó a su tierra natal para desempeñarse como periodista; años más tarde contrajo matrimonio con Catherine Pauline Edmonson, hija de uno de los ejecutivos más importantes de Coca-Cola. Este hecho hizo que William se codeara con gente de alcurnia y con mucho dinero.
Tiempo después se sintió atraído por todo lo que tuviera que ver con el vudú, así que para iniciarse en esta religión viajó a Haití y a diversos países africanos, en donde aprendió todas las herramientas para regresar a Norteamérica y ponerla en práctica, experiencia que quedó retratada en 1930 en su libro titulado "Jungle Ways", en donde asegura haber cometido canibalismo.
Al menos 10 años más tarde convocó en una cabaña de Maryland a un grupo de jóvenes y adultos adinerados para que se unieran a un ritual mágico, basado en el vudú, con el cual, acabarían con la vida de Adolfo Hitler.
La revista Life fue testigo de aquel suceso. En la publicación de aquella época se narra cómo varias personas acudieron a la cita en una pequeña choza en cuyo interior se encontraba un maniquí, un uniforme nazi, decenas de clavos, hachas, tambores y varios litros de ron proveniente de Jamaica.

Seabrook fue quien encabezó el ritual; algunos de los asistentes debieron cambiar sus ropas para ponerse atuendos un tanto autóctonos, otros hicieron sonar a los tambores.
Una de las participantes más activas fue Florence Birdseye, una mujer acaudalada gracias a la herencia de su padre y ferviente seguidora de las creencias de Seabrook.
Según llewellyn.com, estas fueron las palabras pronunciadas aquella noche por Birdseye: "Hitler, usted es el enemigo del hombre y del mundo, así que te maldigo por cada lágrima y gota de sangre que has hecho fluir, te maldigo con las maldiciones de todos los que son malditos!".


No hay comentarios:

Publicar un comentario