miércoles, 9 de enero de 2013

Butterfly






Diccionario del soñador: el éxito social, el éxito romántico, y / o la felicidad doméstica se prevé por un sueño  con estas criaturas de alegres colores.
Enciclopedia de signos, presagios y supersticiones: es la magnitud del la creencia de que el alma toma la forma de una mariposa. Los Ángeles medievales, fueron representados a veces con alas de mariposa. Del mismo modo, las hadas se muestra a menudo con ellas. En el norte de Europa, ver una mariposa volando por la noche era considerado como un presagio de la muerte. En Gran Bretaña,quien deseaba un año favorable, debía matar a la primera mariposa que veía. En Irlanda, ver una mariposa cerca de un cadáver era un presagio para el bienestar eterno del fallecido. En Escocia, también se considera afortunado que una mariposa dorada sea vista cerca de un moribundo

ver juntas tres mariposas en una flor se dice que trae mala suerte. Entre los indios Pies Negros, existe la creencia de que los sueños son traidos a nosotros por las mariposas. Por lo tanto, una madre solía bordar el signo de una mariposa en un pedazo de piel de ciervo, que iba a atar a la cabeza de su bebé, cuando ella deseaba ponerlo a dormir. Los Zuni de Nuevo México consideran que, cuando las mariposas blancas se ven, se puede esperar un buen tiempo. En Maryland, en caso de que una mariposa blanca entre en la casa y vuele a tu alrededor, se dice que vas a morir. En Louisiana, sin embargo, tal cosa, es tomado como un presagio de buena suerte.
 Transformación. La energía que la mariposa  nos trae es similar a la del aire. Es la mente y la capacidad de conocer la mente. Es el arte de la transformación. Los japoneses dicen que una mariposa blanca pura puede contener el oul de alguien que ha muerto


“ I do not practise religion in accordance with the sacred rites. I have made mysterious Nature my religion. I do not believe that a man is any nearer to God for being clad in priestly garments, nor that one place in a town is better adapted to meditation than another. When I gaze at a sunset sky and spend hours contemplating its marvelous ever-changing beauty, an extraordinary emotion overwhelms me. Nature in all its vastness is truthfully reflected in my sincere though feeble soul. Around me are the trees stretching up their branches to the skies, the perfumed flowers gladdening the meadow, the gentle grass-carpetted earth, … and my hands unconsciously assume an attitude of adoration. … To feel the supreme and moving beauty of the spectacle to which Nature invites her ephemeral guests! … that is what I call prayer.
Claude Debussy: His Life and Works by Léon Vallas

No hay comentarios:

Publicar un comentario