miércoles, 2 de enero de 2013

Adivinación con piedras y huesos



Un método alternativo de adivinación es el uso de piedras coloreadas para obtener respuestas directas a cuestiones simples. Cuatro piedras son adecuadas para este tipo de hechicería adivinatoria, y deberían una vez más ser encontradas por el hechicero personalmente.
Si el plan es llevar las piedras adivinatorias a todas partes, la bolsa debería también ser hecha por el hechicero, los materiales tradicionales para una bolsa son el cuero, la gamuza o el terciopelo.
El color de cada piedra es una elección personal,  pero una sugerencia sería una piedra negra para el “no” o resultados negativos, una piedra blanca para el “sí” o resultados positivos, una piedra roja para proceder con precaución y una piedra con más de un color para indicar que la respuesta a la cuestión no es un corte claro y que se requiere una adivinación más compleja para adivinar una respuesta conveniente.
Las piedras pueden ser usada para responder cualquier cuestión realizada en un formato sí-no, tal como ¿está siendo fulano honesto conmigo? La respuesta es obtenida introduciendo tu mano en la bolsa y sacando una piedra. Las piedras pueden ser consagradas con un ritual similar al descrito anteriormente o untando simplemente cada una con sangre o saliva, después de haber generado un estado alterado de consciencia con cualquier método que parezca apropiado, y diciendo:
“Estas piedras fueron confeccionadas por los elementos.
Que las huestes del Caos las carguen con sabiduría Y poder
 para responder cualquier cuestión que les pregunte.”
Huesos de animales y pájaros tales como cuervos o águilas también son herramientas usadas en la adivinación. Tanto los hechiceros Haitianos como aborígenes son ejemplos de personas que usan huesos. Ciertas formas de religiones de África Occidental, que después se desarrollaron en el Vodoun en las Américas, incorporan huesos humanos en la adivinación así como los usan como trampas para espíritus, que contienen una entidad que puede ser usada para hacer la voluntad del hechicero. Los
huesos humanos tales como los de los nudillos, costillas y calaveras son todavía hoy usadas por una gran diversidad de hechiceros de diferentes culturas para una variedad de trabajos de hechicería, y pueden ser incluidos en las herramientas de los modernos Hechiceros del Caos.
Caos y Hechicería

No hay comentarios:

Publicar un comentario