miércoles, 16 de enero de 2013

ABIKU “predestinado a la muerte”






Abiku, abi, “el que posee iku,” “muerte”; por lo tanto, “predestinado a la muerte” es una palabra usada para designar a  los espiritus de los niños que mueren antes de pubertad , y también a una clase de espiritus malvados, que matan a los niños; un niño que muere antes de los doce años de la edad, es llamado un Abiku, y  a el espiritu  que le causa la muerte también se le llama Abiku.
 El cascabelear del hierro y el tintinear de las campanas se supone que  aleja al Abiku, por lo tanto son muchos los   niños que llevan en sus pies ornamentos de hierro.

Se Dice, que los niños abikúm nacen en días determinados así los padres programan que sus hijos nazcan esos días o programan una cesárea para adecuar el nacimiento de su niño y que no este dentro de los días que pertenecen a un Abikúm. Estos
abiku
son aquellos que nacen y mueren nuevamente, viven en sociedad en
Orun (el cielo), aprovechan todas las oportunidades para bajar del cielo a la tierra ,para encaramarse temporalmente en el vientre de alguna incauta mujer, que posee por los parajes solitarios donde ellos acostumbran a vivir. El conocimiento de estos seres y entidades está muy extendido por toda el África occidental, donde reciben distintos nombres. Ejemplo de ello tenemos en:
Yoruba, ibo, hausa, fanti, ewe, abiku, ogbanje, danwabi, kosaman, naraisa.
Se piensa, que Muchos abikus, en estos tiempos modernos, estan siendo creados. Es decir, comienzan a existir por ingerencia del ser humano por medio del aborto. Cuando se produce un  aborto, propiamente dicho, el ser humano supuestamente ejerce su derecho de  crear un nuevo ser o no.Pero, solamente elimina la parte material, el cuerpo, que él creó con el acto sexual de la procreación, mata de  forma definitiva el embrión, el feto. Pero, ¿esta materia ya está provista de alma y espíritu.  ¿Adónde se van esas almas?
La gran mayoría de los seres que nacen con deformidades, enfermedades serias, muertes prematuras, tienen grandes posibilidades de ser  un abikú fabricado por el hombre. Hoy en día, cuando un nuevo niño muere, tiene mucha posibilidad de ser un abikú que  está volviendo al "cielo", así como persiste la probabilidad de volver a nacer en un hijo siguiente, aún en la misma generación o la siguiente; cuando un niño está muy enfermo y corre riesgo su vida, debe investigarse en la familia si  la madre ha tenido  algún caso de aborto o muerte prematura, es muy posible, que esto sea la raiz del problema. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario