domingo, 30 de diciembre de 2012

la Diosa Shitala Mata

Está escrito en el Purana Skand que un burro que es el vehículo de Shitalamata. Shitalamata sostiene una escoba en la una mano y un kalash (recipiente con agua) en la otra mano. El que observa el vrat Shitala, se debe bañar en un río o en un lago. Una imágen de  Shitaladevi, se coloca en la orilla del río o lago.  Se le ofrece comida casera y mantequilla clarificada. En este día se come la comida fría.


una diosa de la India, una metáfora femenina de la divinidad. Por un lado es la madre naturaleza, la madre tierra, la abundancia. La dadora de vida y la belleza. Por eso la gente le tiene un amor incondicional, porque es el amor maternal y fecundo. Pero, al mismo tiempo, Shitala es símbolo de la defunción, la enfermedad, la naturaleza desbocada. Es conocida en muchas zonas de Bengala como la diosa de la viruela, y por lo tanto se la invoca para protegerse de las mismas enfermedades que ella trae. Es una divinidad dual.
«… Cuando el cuerpo arde con erupciones ve-
[nenosas,
lo enfrías y haces desaparecer todos los dolores.
Bajo los auspicios de tu nombre Madre Shitala
ayudas a todos cuando sufren
eliminando su sufrimiento, Oh Sankari Vahaban
proteges la vida de los niños, donante de la fe-
[licidad
adornada con una retama pura y un jarro de
[agua en tu mano
el resplandor de tu frente es como el Sol»
(Prabhudas, Shitala Calisa)
Han existido varias teorías sobre la antigüedad de Shitala,
especialmente a lo largo del siglo XIX y, aunque parece que
su culto sería de al menos 2.000 años, su transformación
en una diosa de importancia a partir de una deidad menor,
habría tenido lugar en el siglo XVIII, en paralelo con una
exacerbación de la virulencia de la enfermedad.
En el panteón Hindú, dominado por Brama –el Creador–,
Visnú, –el Conservador– y Siva –el Destructor–, Shitala,
la Diosa de la Viruela [Figura 1], se mantiene como una
esposa de Siva, representando según algunos autores, una
de las siete hijas, cada una de las cuales personifica una
de las enfermedades exantemáticas.
Se la conoce por distintos nombres: Shitala, «la fría»,
aludiendo a su capacidad para eliminar la fiebre alta y la
sensación de quemazón que produce la enfermedad. Mariyammai, Shitala Mata, Shitala Devi, Devi Mata, Takurani, Patragale, Mariatale, Rugboi y Jyeshtha. En el Panteón budista, en Nepal se la conoce como Ajima o
Shitala Ajima, reconociéndola como madre de Gautama
Buda.
«La Blanca, montada en un asno, en sus
manos, retama y marmita para mitigar la fiebre; rocías el agua de la inmortalidad...tu
cuerpo, adornado con oro y piedras preciosas,
calmas el fiero fuego de las pústulas...»*

Los hinduistas creen que cada vez que Shitalá se mueve, se caen unos granos del cesto que lleva sobre su cabeza y que cada grano se convierte en una pústula de la viruela. Las víctimas de la enfermedad sobrevivían si la diosa había lavado los granos derramados con agua del cántaro que llevaba en una de sus manos, pero fallecían si Shitalá blandía la escoba que sostenía en la otra mano.

La viruela forma parte de las pāpároga (‘enfermedades de pecado’), que es como se llama en sánscrito a cualquier enfermedad (roga: ‘quiebre de la fuerza’), que se considera un castigo por los pecados (papa) cometidos en vidas pasadas).
la festividad de Sataen (Shitala Satam) es una festividad dedicada a la Diosa Shitala Mata para la protección de los hijos. Las Madres realizan diferentes ofrendas y ceremonias complejas (poojas) en honor a la Diosa. Hay una creencia popular que obteniendo la Gracia y las Bendiciones de la Diosa Shitala, los hijos y demás familiares serán protegidos de numerosas enfermedades infecciosas y contagiosas. Un día antes, las Madres suelen cocinar numerosos platos vegetarianos, como verduras rebozadas, puris (tortas de trigo), canapés, dulces y otros ya que el día de Shitala uno se abstiene de cocinar y comer alimentos calientes (Randhan Chath). Después del banquete, las familias se reúnen a jugar diferentes juegos de azar en contraposición a las austeridades del día, como no usar el fuego, abstenerse de comer alimentos calientes, no afeitarse y no usar objetos cortantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario