viernes, 21 de diciembre de 2012

Feliz Yule, Larga Vida al Sol

Es en lo profundo, en los lugares oscuros de nuestro interior, donde encontramos la verdad interior sobre nosotros mismos. En el invierno en que tanta gente se precipita prematuramente hacia la luz, recuerda aminorar la marcha y hacer el trabajo interno que nos pide el invierno. Celebra la oscuridad, donde se honra y nutre la vida interior


Hoy es el solsticio de invierno, el día más corto del año en el hemisferio norte. El ciclo anual de estaciones del planeta, la Tierra encuentra al Sol otra vez en su punto más bajo del cielo septentrional.
las Fiestas de Yule (del nórdico antiguo: Júl) se celebran cada solsticio de invierno. Es ésta una celebración de los pueblos nórdicos, relacionada con la mitología germana y el paganismo nórdico
Yule y Yuletide, al igual que la yalda iraní, son términos arcaicos indoeuropeos usados para referirse a la tradición antigua que observa los cambios naturales causados por la rotación del sol alrededor de la tierra y sus efectos en la cosecha alimenticia durante el solsticio invernal o solsticio de invierno. 
En la celebración de Yuletide, como en aquélla, es costumbre entonar canciones para proveer así una atmósfera relajada. Constituía sobre todo una fiesta de la familia y estuvo siempre dedicada a la fertilidad y a la familia. Era una festividad donde también se recordaba a los ancestros, los amigos ausentes, y la mesa donde se celebraba la fiesta se preparaba con esplendor y magnificencia. Otras tradiciones son encender el leño de Yule y hacerlo arder por 12 horas (es la versión puertas adentro de la hoguera de Litha o San Juan), decorar las viviendas con muérdago, y poner velas en las ventanas y pequeñas figuras en la puerta representando a la cabra Yule.


Tradicionalmente se adornan las casas con hiedra, se hacen guirnaldas de acebo y muérdago para adornar y para protegerse de las visitas no deseadas.  Una costumbre heredada por los celtas, es el árbol de navidad, que originalmente era un tronco que se quemaba la noche del solsticio, para festejar el nacimiento del Sol. El leño era recogido después del solsticio y se guardaba hasta antes de la fecha de Yule. Se le adornaba con piñas de conífera, acebo, hiedra, musgos y plantas siempre verdes. Los colores de los adornos eran rojos para simbolizar el nacimiento y verde para simbolizar la tierra. Se le colocaba dentro de la casa en un lugar de honor y la familia podía tocarlo, dejándole golosinas y regalos. Posteriormente en la noche del solsticio se le prendía fuego, la madre era quien lo hacía. Sus cenizas se guardaban pues poseían poderes curativos y se guardaba un carbón para encender el del siguiente año
Las deidades que se conmemoran en Yule son los dioses solares 
En esta fiesta lo mejor que podemos hacer guardar silencio, mirar hacia dentro de uno mismo y esperar que la luz retorne.
Debemos esperar en la oscuridad del Invierno, y  sentirnos cómodos en la oscuridad, silencio, descanso y sueños. Es un momento de espera. De recogimiento y mediación. Se necesita tiempo para despertar a un nuevo ciclo después de la muerte. La vida espera bajo la tierra el momento de renacer. Bajo el suelo, la tierra duerme silenciosa. Las semillas descansan en animación suspendida y los animales hibernan. 
Aqui la naturaleza nos enseña que descansar, que mirar hacia dentro durante un tiempo, está presente en todo lo vivo. Descansar es necesario para el crecimiento que se dará posteriormente. 
Los romanos también celebraban el solsticio de invierno, cuando "el sol vence a las tinieblas" y empiezan a alargarse los días. Después del Edicto de Milán, por el que Constantino declaraba el cristianismo romano como religión oficial del Imperio, los romanos seguían celebrando su fiesta del Solsticio de Invierno. La Iglesia decidió absorber esa fiesta, dotándole de un sentido cristiano, puesto que hasta entonces no se celebraba la Natividad del Señor. El Sol que vence a las tinieblas es Cristo, y desde entonces la Navidad se corresponde con la noche del 24 al 25 de diciembre (igual que la noche de San Juan es seis meses antes, el tiempo que se llevaban Jesús de Nazaret y Juan de Ain Karim 'el Bautista'; la noche del 24 al 25 de junio, en que el Sol es el vencedor absoluto sobre las tinieblas: el solsticio de verano

Rituales relacionados con Yule

Encender el leño de Yule, del leño del año anterior, y hacerlo arder por 12 horas. Es la versión puertas adentro de la hoguera de Litha. Luego se esparcían las cenizas por los campos para hacerlos fértiles.
Decorar las viviendas con muérdago, por ser el que crece en el roble.
Mantener una vigilia nocturna para esperar el sol.
Apagar todas las luces y prenderlas de una a una por frotación.
Dejar una vela encendida en la ventana.
Ir de wassail  por el pueblo.
Colgar figuras de madera en la puerta de la vivienda como la Cabra Yule.


 El solsticio en otras culturas:
Goru es la ceremonia del solsticio de invierno (en diciembre) del País Dogon (en Malí). Los dogones son agricultores muy industriosos, y su tierra natal, el País Dogón, ha sido designada Patrimonio de la Humanidad por su importancia cultural. 
Goru es el último ritual de la cosecha de mijo de suma importancia, cuya abundancia se apoya la familia en el año venidero, y celebra la llegada a la humanidad, del dios del cielo, Amma, a través de Nommo dentro de la Aduno koro o el Arca del Mundo. El arca fue guiado por Nommo, el ser primordial que creó el orden en el universo. Cuando el arca se estableció en el suelo, Nommo se transformó en un caballo y transportó los ocho antepasados ​​a través de la tierra hacia el agua, donde estaba el arca flotaba como un barco. 
Asociado con la regeneración y la renovación, el culto se encarga de mantener la fertilidad de la tierra y asegurar la protección y bienestar de la sociedad Dogon.



Soyal
 
Soyalangwul es la ceremonia del solsticio de invierno de los indios hopi. Se celebra el 21 de diciembre. Esta ceremonia ayuda al sol en su de verano y pone en práctica el plan de vida para el año y marca el comienzo de la temporada de cultivo y el comienzo del año ritual. Las actividades se realizan en el kiva (la cámara ceremonial subterránea que se cree es una puerta de entrada al mundo subterráneo) e incluyen reverente silencio, el ayuno, la humildad y comer alimentos sagrados para conseguir un enfoque espiritual.

Durante este tiempo, se preparan las Ops, las plumas de oración que se envuelven en hojas, estas plumas son las oraciones de los Hopi. El Soyal fue tan importante en el año Hopi que el ritual es preparado por el jefe de la aldea con la ayuda de aquellos que fueron los líderes religiosos del pueblo


Para el druidismo el Yule además significa la época de mayor cantidad de poder energético, ya que toda la energía del anterior ciclo muere y renace lista para estrenar, por lo que en esta época los rituales mágico-míticos, tienen mayor importancia y son más numerosos.

1 comentario:

  1. Feliz solsticio de invierno/verano a todos los lectores de este blog.

    ResponderEliminar