jueves, 27 de diciembre de 2012

2º Duque Agares

gran duque infiernal que puede hacer que los fugitivos regresen, causar terremotos y enseñar lenguas, encontrando placer en dar a conocer expresiones inmorales. Perteneciente a la orden de las Virtudes


Según la clavícula del Rey Salomón y otros autores Agares es un Gran Duque del  infierno que tiene 2046 espíritus a sus órdenes. "Es el guardián de las siete llaves que encierra en sí el conjuro de las nueve puertas doradas", según leemos en la Biblia naberiana. El rango de Duque por supuesto es de suma importancia, pues es capaz de congregar a todas las princesas infernales cuando lo requiere la ocasión. Habita el Mundo de la Formación, pero es posible que también acceda al de la Creación por su íntima vinculación con Lucífugo. Entre sus poderes, que otorga a sus siervos cuando se le adora y ofrenda, se encuentran el poder de destruir dignidades espirituales y terrenales, producir terremotos y enseñar las lenguas diabólicas.

 Estando al servicio de Lucífugo Rofocale hace de este demonio uno de una gran importancia, y poderosísimo, junto con sus colegas Marbas y Bael. Es un demonio indicadísimo para que nos guíe en nuestra vocación y a quien debemos rendirnos para nuestra iniciación goetiana. Su símbolo es el de un viejo feo y terrible, y a sus adoradores o agarianos, se les conoce también como los adoradores de las nueve puertas.  Sus ceremonias son extáticas, iniciáticas y capaces de arrasar regiones enteras con desastres naturales. En sus rituales deberá colocarse la vasija de las ofrendas en el centro. Según la Biblia Naberiana su poder es el de abrir las puertas de las mareas y precipicios. Abre las 9 puertas de los 9 reyes, y otorga las 7 llaves de la magia goetiana, que el sacerdote debe tener en su posesión para alcanzar los 4 poderes supremos.

.

SU SELLO:

No hay comentarios:

Publicar un comentario