sábado, 10 de noviembre de 2012

MAGIAS DE PROSPERIDAD Y DINERO



Ya se sabe que dinero y prosperidad no son lo mismo. Pero sucede que tanto gente
pobre como adinerada suele mezclar estos términos, así que de todas maneras los
trataremos: el dinero no crea prosperidad y ésta no consiste en tener dinero, en última
instancia, tiene que ver con dinero sólo marginalmente. De manera que cabe preguntarse,
¿qué es prosperidad?

Prosperidad es abundancia donde y cuando se desee. Ser próspero es vivir la vida como
uno quiere. La condición de prosperidad es la experiencia de seguridad, relevancia y
placer abundante en el ámbito material. La magia de prosperidad está controlada por el
deseo; la magia de dinero está más cercanamente relacionada a la inseguridad causada
por la supervivencia, que es el impulso unidimensional del primer circuito
(biosupervivencia).

El dinero es un parámetro, cuyo valor es arbitrario e impersonal; la prosperidad es una
habilidad, cuyo valor es arbitrario y personal. El dinero es un espíritu, un elemental; la
prosperidad es el atributo de un dios.

De hecho, lo que importa es la importancia que las posesiones y experiencias pueden
tener para tus deseos. Considerando la subjetividad de estos términos, el trabajo consiste
en definir qué tipo de mago se desea ser. El éxito en este proceso libera el poder
necesario para conseguir el control que se desee en la esfera de lo material. Como un
mago de prosperidad, practicas el arte y la ciencia de vivir la vida conforme a tus deseos.


JERARQUÍAS DE LIBERTAD

La diferencia entre prosperidad y dinero se puede extender sobre un espectro,
ilustrando los diferentes énfasis que la magia puede tener en cada nivel:

El individuo con prosperidad es libre, disfrutando de los recursos materiales que desee,
jugando con la gracia real característica de una criatura en la cima de la cadena
alimenticia, como un gato grande o un ave de presa. El mundo de una persona
verdaderamente próspera está constituido por una reserva del alegre poder que surge de
la experiencia de libertad radical en lo más profundo de su esencia, el caos cuántico de la
consciencia. Sin la voluntad de manejarse con seguridad en el mundo, todo se mantiene
en el nivel más crudo y temporal de la magia de dinero.

Descendiendo hasta el próximo nivel, el mago se da cuenta que por lo único que vale la
pena hacer un encantamiento es por experiencias, por condiciones de vida que satisfacen
sus sueños. Identificar cual es el sueño más importante, y el conocimiento de los recursos
necesarios para llevarlo a cabo, forman una gran parte del trabajo a este nivel.

En este momento el espectro se desliza lejos de la libertad, hacia la esclavitud, hacia la
obsesiva inseguridad causada por el dinero. Mucha gente que es competente haciendo
dinero es terriblemente insegura en lo concerniente a su supervivencia y estatus, tanto
que su dinero no les trae prosperidad en el sentido tratado más arriba – sólo les trae una
mayor obsesión por hacer más dinero que difícilmente se podría llamar libertad. Gente
como ésta es adicta al trabajo o esclava de su salario. Cada día, cada cheque de pago, cada
repetición de la misma tarea repetitiva – ésta es la llave hacia el aspecto demoníaco del
espíritu del dinero, cuyo control sobre el individuo conlleva al la inmersión en la repetición
aburrida y rutinaria.

La peor condición es el pozo de la pobreza. Como un pozo gravitacional, introduce una
nueva perspectiva. Junta prosperidad y poder de manera que no es posible separarlos. En
el pozo de la pobreza, el único parámetro es el dinero en efectivo. La persona pobre está
esclavizada por el dinero, y frecuentemente hace lo que sea para conseguirlo. En este
estado, el dinero es lo más importante, una emergencia continua, y mucho del contenido


del monólogo interno de la persona.

La próxima sección nos permite cuantificar nuestra libertad y prosperidad.

¿CUÁN PRÓSPERO ERES?

Ya que la prosperidad consiste en vivir tu vida como te plazca, vamos a examinar cómo
la cantidad de tiempo de ocio entra en conflicto con la cantidad de dinero que ganas.

A continuación se exponen 2 ejercicios que te permitirán cuantificar la relación entre
prosperidad, dinero y trabajo.

EJERCICIO 1: PROSPERIDAD Y DINERO
a) Escribe rápidamente la lista: VEINTE COSAS QUE DISFRUTO HACER
REGULARMENTE;
b) Ahora escoge tus 10 favoritas
c) Ahora toma tus 10 actividades favoritas y escribe si gastarías más dinero o no en
cada una si pudieras.
 Este ejercicio te permitirá cuantificar tu prosperidad en el presente.

EJERCICIO 2: TIEMPO Y PROSPERIDAD
 Ahora toma otra vez cada una de tus 10 actividades favoritas y, para cada una, escribe
si te gustaría dedicar más tiempo a ellas.

Este ejercicio te permitirá cuantificar tu esclavitud al dinero en el presente. En otras
palabras, mide tu prosperidad negativa. Esclavitud al dinero es lo opuesto a prosperidad.

Para explicar este punto, tomemos un ejemplo:

Supongamos las 10 actividades favoritas de alguien, y que los resultados para éstas
según los ejercicios 1 y 2 son los siguientes:


 EJ.1 EJ.2

1. Tener sexo NO SI

2. Tomar buen vino SI NO

3. Leer comics NO SI

4. Ver televisión NO SI

5. Viajar al extranjero SI SI

6. Resolver crucigramas NO SI

7. Ir al gimnasio NO SI

8. Escuchar música NO NO

9. Ir a cenar fuera SI SI

10. Tocar batería NO SI

Esta persona ha obtenido un resultado de 7 de 10 en lo concerniente al DINERO que
tiene que invertir en sus actividades. Se podría decir que es un 70 por ciento próspero en
el momento en que ha realizado el ejercicio!

Por otra parte, obtuvo sólo 2 de 10 en lo concerniente al tiempo libre que tiene para
disfrutar de estas actividades.

De esta manera podríamos sacar la conclusión de que esta persona gasta demasiado
tiempo haciendo cosas que no disfruta, y que tampoco gana suficiente dinero!

PROBLEMAS RELA
CIONADOS CON PROSPERIDAD Y DINERO

1. LA IMPORTANCIA DE LAS POSESIONES


Carece de sentido tener posesiones que no necesitas o no disfrutas. Mucha gente que
se deja llevar por el consumismo de esta cultura confunde un mundo material abarrotado
de cosas por uno próspero. Ocurre también que muchos magos fallan en conseguir lo que
creen que es prosperidad, simplemente porque no han aclarado como serían las


condiciones materiales que desean para sus vidas.

Que alguien te diga que un BMW es el coche más deseado no significa que tiene algún
valor para ti. De manera similar, el hecho de saber que unas vacaciones en Bali
representan un lujo para algunas personas, para ti sólo puede ser un pequeño
inconveniente causado por picadas de insectos y quemaduras solares. Si haces un
encantamiento para conseguir algo que realmente no deseas, es muy probable que tu
propia resistencia inconsciente evite el éxito de la operación. Es muy importante decidir
bien lo que deseas antes de hacer el encantamiento.

2. PSICOLOGÍA DEL DINERO: AUTOESTIMA


Sin duda una de las principales barreras que impiden la obtención de prosperidad y
dinero es la baja autoestima. Si en algún punto de tu monólogo interior hay una voz que
dice “no merezco estar acomodado, no merezco tener más dinero” y otras cosas por el
estilo, entonces por más sofisticada que sea tu magia los resultados tenderán a ser
insatisfactorios. Por esta razón es necesario trabajar en tu autoestima, en tu valoración
personal. Trabaja los músculos del deseo e imagen personal positiva utilizando los
siguientes ejercicios:

EJERCICIOS:

i) Piensa en tu deseo por el dinero. Piénsalo bastante, no mientras estás realizando un
trabajo o ritual en particular – esto sólo serviría para traer ansia de resultado al nivel
consciente – sino como un proceso mental general que informa tu vida. Entiende que
tienes el derecho a ese deseo, y al mismo tiempo puedes decirte a ti mismo que serías un
tonto si te atas a dicho deseo.

ii) Piensa en el dinero y observa tus sentimientos en relación al mismo. Escribe estas
frases y repítelas:

Amo el dinero

Disfruto del dinero

No existe tal cosa como tener mucho dinero

 Cuando tengo mucho dinero extra lo disfruto.

Y otras frases positivas similares. Presta cuidadosa atención a las sensaciones que
despierta en tu cuerpo la repetición de cada frase. Cuando la sensación es desagradable o
“dudosa”, re-estructura la frase y vuélvelo a intentar. Mantente haciendo esto hasta que
te sientas rebosado de placer por la idea que has expresado.

De esta manera empezarás a sintonizar tu mente hacia posturas positivas sobre el
dinero. Deja que tu deseo se enfoque en el dinero, en recibir dinero, en tener dinero, en
gastar dinero. Visualiza el dinero fluyendo por tus manos, bolsillos, billetera, cartera.
Mantén este ejercicio, creando nuevas afirmaciones y afinándolas a través de la
observación de tus respuestas y ajustando las frases.

Termina con una declaración positiva!

3. PSICOLOGÍA DEL DINERO:
SEGURIDAD
Obviamente, el dinero implica poderosas dimensiones emocionales. En general, la
gente se siente bastante insegura cuando no lleva alguna forma de dinero. Por otra parte,
cuando tenemos, en relación a la economía local del momento, mucho dinero, tendemos
a sentirnos seguros y confiados. El primer circuito tiene que ver con evitar dolor/buscar
placer, y está enraizado en las impresiones que el bebé recibe del cuidado de su madre –
comiendo o teniendo que esperar por la comida, calor o frío, si es mimado o apartado,
etc. Estas impresiones orientan al sistema nervioso hacia la seguridad o inseguridad física.
Lo típico es que disfunciones en este circuito se perciban como sensaciones por todo el
cuerpo, en lugar de emociones específicas. El dinero activa esta área de emociones.


EJERCICIOS:

1. Prueba decir las siguientes frases y observa como te sientes:

 Soy mi propia fuente de seguridad

 Siempre me siento seguro

Frases como éstas siempre traen alguna respuesta negativa. Por ejemplo, si te dices a ti
mismo “siempre me siento seguro”, probablemente recibirás una respuesta inmediata por
parte de tu voz interior que dice “tonterías, y que tal aquel día que me quedé en tal y tal
sitio sin efectivo…” etc. etc. No te preocupes por esto ya que el propósito de utilizar este
tipo de declaraciones no es para engañarse a uno mismo hasta llegar al punto de
creérselo, sino para aflojar un poco los pilares de la creencia, para trabajar respuestas
antiguamente insertadas y exponer el monólogo interno que las mantiene en su sitio.
Recibir una respuesta de este tipo es una señal de que el proceso está funcionando.
Cambia un poco la frase que estabas utilizando, enfatizándola de otra manera, y vuelve a
intentarlo.

2. Medita acerca de la función biológica que cumple el dinero. Considera el dinero
como fichas de biosupervivencia. Observa como este concepto se conecta con tus
sentimientos de seguridad o inseguridad

3. Medita sobre las funciones sociales y emocionales del dinero. La próxima vez que
gastes o recibas dinero, reflexiona acerca de lo que significa para la otra persona
entregarlo, y para ti recibirlo.

4. SUERTE


Esta es una de esas elusivas cualidades en las que un mago debería estar interesado;
siempre que el azar opera en la vida, hay lugar para la influencia mágica.

EJERCICIO: Aprende a alinearte con tus sentimientos, las señales de tu cuerpo,
alrededor del tema de la suerte. Pregúntate si una decisión en particular es una buena
idea, y “escucha” a las sensaciones. Pregúntate que tan afortunado te estás sintiendo, y
observa lo que sucede. Aprehende lo que estas sensaciones corporales significan en
relación a tu suerte.

Experimenta con la confianza en tus sentimientos de “suerte”. Familiarizarse con la
sensación de suerte puede servir de gran ayuda en todo tipo de situaciones.
5. INVERTIR


La función de invertir consiste en darte a ti mismo un ingreso sin tener que trabajar por
él. Ésta es la libertad financiera que muchos aspiran pero no todos consiguen. Sin algún
tipo de estrategia consistente de inversión no podrás controlar tu futuro financiero.
Mucha gente, incluidos los magos, tienen sentimientos negativos en relación a invertir y
ahorrar. La solución es examinar qué es lo que deseas obtener de la inversión, y luego
disciplinarse para ahorrar. Prueba este ejercicio:

Medita en la frase:

EL DINERO HACE DINERO MEJOR QUE EL TRABAJO HACE DINERO

No es recomendable que consideres este decreto como real más tiempo del que te
toma entender el estado mental del inversionista. Mucha gente se siente insegura en lo
que respecta al acto de invertir, en parte porque no lo comprenden (porque nunca lo han
hecho, o lo han hecho, pero nunca han reparado en ello), o por circunspecciones
relacionadas con los efectos humanitarios o ecológicos a los que podría conllevar, o
incluso porque creen que el sistema financiero a través del cual han realizado la inversión
podría colapsar antes de que puedan obtener su pensión. Para mejor o para peor, todos


estamos insertados en economías capitalistas, y es importante entender la piedra angular
del capitalismo – la inversión – y evaluar la utilidad que podría tener para uno. Para
examinar tus valores en relación a la inversión, prueba los siguientes ejercicios:

1 Pregúntate cuáles son tus temores (si tienes) a la hora de invertir.
2 Considera si podrían haber mejores opciones que invertir en empresas públicas,
tales como tu propia empresa o las de amigos.
3 Considera si tus temores pueden ser superados ajustando tus ideas, o si te
encuentras en contra de invertir, completamente bloqueado.
4 Pregúntate que nivel de seguridad requieres para invertir en algo.
5 Considerando tu comportamiento actual, ¿tomarías riesgos para hacer dinero, o
apostarías por procedimientos de poco riesgo?

6. TRABAJO

La diferencia entre prosperidad y dinero se muestra claramente en nuestra actitud
hacia el trabajo: ¿Qué sentido tiene trabajar en algo que odias para conseguir un dinero
que luego derrocharás para aplacar la miseria y frustración de tu día de trabajo?

Muchos de los problemas asociados con el trabajo provienen de la forma del trabajo:
cuando se trabaja para otro; como empleado. En mi experiencia y en la de muchos otros,
emplearse a uno mismo es la forma de empleo ideal para el mago, y no es tan inestable
como mucha gente cree. De todas maneras no hay estabilidad en el mercado laboral –
gente de todas las edades, niveles de experiencia y en cualquier tipo de trabajo, están
propensos a perder su puesto. El mago atrevido está siempre mucho mejor si diseña su
propia manera de generar ingresos.

La perspectiva del empresario que se emplea a sí mismo está respaldada por el
siguiente hecho: todo ingreso proviene de ventas. Esto no es únicamente aplicable al
vendedor; debemos considerar de que manera cualquier empresa consigue dinero para
pagar a sus empleados: de la venta de productos y servicios. Así que una habilidad que


debe desarrollar todo empresario que se emplee a sí mismo es la de vender su producto o
servicio.

Cuando reconocemos el hecho de que todo producto o servicio fue alguna vez una idea
en la mente de alguien, nos acercamos claramente al terreno de la magia. Las ideas son el
resultado de procesos creativos, de manera que se podría decir que se originan en el caos
del núcleo cuántico de la mente.


Para resumir:
Todo ingreso viene de ventas de productos o servicios;

Todos los productos y servicios empiezan como ideas;

Todas las ideas se originan en la mente creativa.
Esta fórmula se presta a ser interpretada de diversas maneras. Se puede comprimir en:

TODA PROSPERIDAD Y TODA MAGIA ESTÁ RESPALDADA POR LA LIBERTAD!

EJERCICIOS:

1. Considera por qué trabajas: ¿Lo haces porque disfrutas tu trabajo? ¿Porque
disfrutas el dinero que te trae? ¿Porque necesitas desesperadamente el dinero que te
trae?

2. Imagina tu trabajo ideal: ¿Que harías en tu típico día de trabajo? ¿Con qué tipo de
gente trabajarías y qué tipo de gente conocerías en el transcurso del día? Piensa en que
pones tu amor a la vida, e imagínate trabajando en algo que tiene este entusiasmo
detrás.


 3. Haz una lista de tus 20 actividades favoritas. Escoge 3 de las que podrías sacar


dinero, y de cada una de estas 3 escribe una lista de cómo podrías hacerlo.
7. GESTIÓN DEL DINERO
Mucha gente sufre, en mayor o menor grado, por problemas con deudas. Esto no es
casualidad – el sistema bancario saca la mayor parte de su dinero de préstamos con
intereses, así que uno de los intereses de los bancos es que la gente se sienta ansiosa a
causa del dinero, y que deseen gastar rápidamente algo de efectivo para consentir un
impulso generado en primer lugar por el consumismo. Las soluciones a problemas con
deudas a largo plazo están más allá de la esfera de la magia. Un hechizo exitoso te puede
ayudar a salir de una crisis financiera en particular, pero si no te ocupas de los hábitos
que causan que entres en una deuda, simplemente volverás a caer en crisis otra vez.

Si eres propenso a estos problemas, necesitas un enfoque sólido y realista hacia la
reorganización de tus finanzas. Esto está fuera del ámbito de un libro sobre magia, pero
hay muchos libros disponibles que tratan estos temas.

Una cosa más en relación a la planificación: ¡Planifica para tener éxito! Organiza tu vida
de manera que siempre estés creando nuevas entradas de dinero. Cuando realizas magia
para conseguir grandes sumas de dinero, asegúrate de que has abierto muchos canales
para su manifestación. De lo contrario, podrías obtenerlo por la muerte de tu tío Ernesto,
que te deja parte de su herencia, o por la compensación recibida tras la invalidez de tu
amante en un accidente.
EL DINERO COMO OBJETO MÁGICO
El dinero tiene propiedades curiosas. Para empezar, todos los billetes son casi
idénticos, a excepción del serial y de que tan usados pueden estar. Algunos tienen
extraños dibujos, hechos de tal manera que es muy difícil copiarlos. Los billetes ingleses
contienen pequeñas escenas de las vidas de gente famosa. Los billetes de Estados Unidos


contienen aquel infame ojo sobre la pirámide, muy querido por teóricos de
conspiraciones.

Casi todo el mundo tiene dinero. Es un atributo tan común como tener dos ojos o dos
piernas. El dinero es un excelente objeto a través del cual es posible trabajar hechicería,
que no es más que la manipulación de objetos para que produzcan un efecto mágico. Para
adentrarse en las hechicerías del dinero, prueba los siguientes ejercicios:

 EJERCICIOS:

1. Aprende a prestarle atención al dinero. Cuando alguien te de dinero, observa las
monedas, los billetes, los cheques… En particular, los billetes son talismanes complejos,
hermosos y, de algún modo, misteriosos. Familiarízate con estas imágenes mágicas.
Siente tu dinero, huélelo, frótalo entre tus manos, acarícialo. Observa detenidamente
tus reacciones.

2. Haz una lista de 20 cosas que puedas ver en un billete.

3. Medita en la universalidad del dinero, como aparece en todas partes. Piensa en el
dinero en tus bolsillos, en los bolsillos de otros, en casas, oficinas, empresas, tiendas,
en autobuses y aviones.

4. Considera la uniformidad de billetes y monedas. Haz una fila de monedas o
billetes idénticos y obsérvalos, míralos fijamente, deja que las ideas entren a tu mente.
Juega con éstos como lo haría un niño.
LA NATURALEZA DEL ESPÍRITU DEL DINERO
Volvamos a ver el dinero como un espíritu, algo vivo en nuestros mundos internos
comunes, algo con su propio personaje mágico. ¿Cuáles son los atributos de éste espíritu
del dinero? A menudo se considera que no tiene mente o casi sin mente; esto nos lleva a
la imagen popular de Mammon, una fuerza de avaricia ciega y brutal. Sin embargo, esta
imagen es prejuiciosa, y demasiado imprecisa para nuestros propósitos. Yo pienso que el
espíritu del dinero es más parecido a como son los grandes reyes elementales del


psicocosmos Enoquiano, con sus nombres infinitos compuestos de vocales aulladas y
continuas. Como una vasta fuerza elemental impersonal, el dinero fluye y brilla a través de
los circuitos de sistemas de comunicación, y su verdadero nombre se esconde en sus
incontables billones de billones de dígitos alfanuméricos.

La naturaleza del dinero es reproducción, movimiento. Se marchita si se mantiene
estático; le encanta moverse. Es importante que el dinero cambie de manos, es muy
significativo el hecho de que se reproduce a través del comercio y las inversiones. Tiene
un poder enorme sobre la vida de las personas, sobre las decisiones que toman, sobre las
opciones que escogen en relación a como invierten su tiempo. Es responsable de una gran
motivación, una gran miseria y una gran estupidez.

El espíritu del dinero puede explorarse de manera personal a través de estados de
trance, como en el chamanismo.

No hay duda de que hay quienes rechazarán mi caracterización del dinero como un
espíritu en el sentido chamánico. Como respuesta, señalaré las actitudes de un viejo
chamán de la cuenca amazónica que he visto entrevistar en un programa de televisión
hace unos años. A este hombre de edad avanzada lo habían desplazado, junto a otros
miembros de su tribu, cuando se habían rehusado a aceptar la imposición violenta del
cristianismo por parte de los leñadores y sus misioneros. Como consecuencia, tuvieron
que hacer una comunidad en conjunto con otros refugiados de diversas áreas evacuadas,
pero aún así continuaron con sus prácticas antiguas.

Justo antes del momento de la entrevista, el chamán había sido llevado por su hijo a la
ciudad por primera vez. Habían tomado un autobús e ido a ver una película al cine. El viejo
quedó tremendamente excitado por todo esto; había vivido toda su vida en la selva, y
había aprendido las canciones de los animales, las plantas, los ríos, las fuerzas
elementales. Y de repente había sido trasladado precipitadamente a un ambiente donde
sabía muy pocas canciones de espíritus. Para él, un automóvil o un cine merecían ser
motivos para su búsqueda espiritual tanto como cualquier otra criatura u objeto familiar
con los que había crecido. Le dijo al entrevistador cómo había realizado sus búsquedas de
visiones espirituales para aprender a cantar la canción del autobús y la canción del cine!


Desde que estas cosas habían entrado en su mente, formando parte de su ambiente
mental, no vio ninguna razón por la cual no deberían tener sus propias canciones,
canciones que luego serían herramientas para mejorar sus relaciones de poder con ellas.
Este enfoque está lejos de la actitud antitecnológica, proveniente de sentimientos de
culpa, que reflejan los “chamanes” new age, y yace en la esencia de la corriente antigua.

POR OTRA PARTE…
En este capítulo he dado una visión positiva de la búsqueda del dinero. Sin embargo, es
imposible escribir sobre dinero sin considerar el hecho de que es una alucinación colectiva
– si todo el mundo decidiera que mañana ya no tendría valor, perdería todo su valor.
Ahora, esto apenas importaría para muchos propósitos si el dinero fuese lo que realmente
se supone que es: un substituto racional y conveniente para facilitar el libre intercambio
de bienes y servicios. Los bienes y servicios son el fundamento de la prosperidad, y se
intercambian directamente por dinero. En el mundo real esto es sólo una pequeña parte
de lo que el dinero realmente es; esta descripción encajaría con el tipo de seudo-dinero
utilizado en sistemas de trueque en pequeñas comunidades (como el sistema LETS del
Reino Unido), que sólo tiene valor para intercambio. El dinero que tenemos en nuestros
bolsillos satisface esta función cuando simplemente lo utilizamos para comprar cosas.

 Un segundo aspecto del dinero es: una manera de crear dinero extra para aquellos que
acumulan suficiente, por medio del préstamo a creadores de prosperidad. Los creadores
de prosperidad son gente que facilita bienes y servicios, lo que conforma la base de la
prosperidad, a diferencia del dinero. El dinero de nuestros bolsillos adquiere este atributo
cuando lo invertimos. Los creadores de prosperidad son capaces de sacar provecho (y de
esta manera pagar a sus inversionistas) explotando la labor de otro. En las sociedades del
primer mundo esto se realiza a través de contratos entre aquellos que quieren menos
responsabilidad en el funcionamiento de la compañía y aquellos que están dispuestos a
asumir más responsabilidades, y recibir más dinero por ello. Estas diferencias, ya pasadas


de moda, han sido erradicadas en las compañías más avanzadas del primer mundo, pero
la pobreza que nutre al capitalismo global en otras partes del mundo sigue intacta.

 Esta función del dinero es un atributo básico del capitalismo a pequeña escala.

 Un tercer aspecto del dinero revela un lado completamente negativo: dinero como
medio para crear más dinero para aquellos que ya tienen suficiente, sin ninguna relación
con la creación de prosperidad. Este es un punto sobre el cual todo el sistema económico
nos engaña para hacer borrosa la diferencia entre dinero y prosperidad – que en última
instancia es la distinción entre lo que tiene importancia y lo que no. El intercambio en los
actuales “mercados de valores” es un ejemplo de una actividad que crea dinero – en
muchos o en la mayoría de los casos – pero que no genera ningún tipo de prosperidad.
Esta función del dinero muestra su aspecto más oscuro: el método de su emisión. Los
bancos son instituciones privadas que sólo son leales a sus dueños. Cuando emiten dinero,
lo hacen como préstamos a gobiernos, esperando algo en retribución. Esto es lo que crea
la mayoría de la inflación: el resultado es que todos debemos intereses en todo a los
dueños de los bancos emisores. Este es un truco perpetrado por los banqueros para
mantener y expandir su control sobre el mundo, a través de la manipulación del
enriquecimiento y la quiebra, de la paz y la guerra. Puede que el capitalismo industrial
haya caducado hace décadas si no fuese por la naturaleza parasítica de los bancos.

 En esencia, toda nuestra cultura está siendo embaucada diariamente por una visión de
la vida en la que el impulso hacia la supervivencia es privado de su satisfacción por medio
de la deuda prediseñada. Luego este poderoso impulso es evadido por un nivel de
consumismo que no es necesario para la supervivencia, trayendo como consecuencia un
exceso de producción sin sentido. Esto nos deja con un mundo enano envenenado por la
contaminación ambiental, y habitado por desalmados esclavos de su salario. Esta visión
negativa del dinero ha sido tratada para completar el tema. El espíritu del dinero en su
forma presente es prisionero del sistema bancario, pero el mago atrevido puede hacer
una pausa para considerar que ésta no es la única forma en la que el espíritu del dinero
puede existir…

EVALUACIÓN DE ALGUNAS TÉCNICAS DE LA MAGIA DE DINE
RO
1. HECHICERÍA DE DINERO: ENCANTAMIENTO SIMPLE


EVALUACIÓN: Hacer sigilos y hechizos para conseguir dinero tiene la misma tasa de
éxito que todas las otras formas de encantamiento básico.

Una de las diferencias es que la mayoría de la gente desea o necesita más dinero cada
vez con mayor frecuencia. Esto conlleva a que muchos hechiceros se sirvan del uso de
algún servidor u otra forma de espíritu adecuada para trabajos periódicos.


2. TRABAJO CON EL ESPÍRITU DEL DINERO

Trata de idear un viaje visionario chamánico para entrar más en contacto con el espíritu
del dinero. Un ejemplo es el siguiente:

EL DINERO EN LA VISIÓN DEL ESPÍRITU

Prepara tu templo, o consigue algún espacio de trabajo en exteriores dónde sabes que
no serás molestado. Prepárate con ejercicios como los anteriores.

Compón un canto simple dirigido al espíritu del dinero, algo como:

AMO AL DINERO Y EL DINERO ME AMA. DINERO, DESEO VIAJAR A TU MUNDO Y
CONOCERTE, etc. etc.

Haz un sigilo para el dinero, con el método que prefieras.

Prepárate para entrar en trance. Cierra los ojos. El pranayama prolongado o una corta
hiperventilación son útiles. Utiliza un sonajero o un tambor, o simplemente dos palos,
para producir un ritmo hipnótico y repetitivo.


Empieza tu canto, repitiéndolo de manera continuada, dejándolo cambiar y
desarrollarse como dicte la inspiración. Empieza a visualizarte en la oscuridad, con formas
girando velozmente justo más allá de tu alcance visual. Siente que estás pasando por
debajo de la tierra, hacia el reino de los espíritus.

Cuando el trance se sienta lo suficientemente profundo, visualiza el sigilo del dinero
como una entrada o portal, continúa tu canto y atraviésalo. Estás en el reino del espíritu
del dinero.

En este momento describe lo que vez en voz alta. Esto ayuda a enfocar la atención y
previene que te desvíes, también facilita el recuerdo de los detalles al final del ritual.

Mientras tus sentidos interiores se unen a la sensación del espíritu del dinero, empieza
a hablarle en voz alta. Hazte su amigo. Escucha sus respuestas y repítelas en voz alta.
Hazle alguna petición, si te place.

Cuando estés satisfecho con el trabajo, o no puedas continuar, agradece al espíritu del
dinero, y márchate de su mundo describiendo, en voz alta, tu camino de vuelta al mundo
exterior.

EVALUACIÓN: Esta manera es esencialmente el principio de una secuencia de trabajos;
probablemente el espíritu, o tu experiencia del mismo, hará la sugerencia de cuál debe ser
el próximo paso o la siguiente etapa. Este puede ser un paradigma mágico muy
prometedor si logras establecer una buena comunicación con el espíritu del dinero.
3. UTILIZACIÓN DE SERVIDORES
Las técnicas para crear servidores son abundantes y variadas. Un servidor puede ser
creado perfectamente por visualización preprogramada en un trance ligero. Si nuestros
poderes de visualización son lo suficientemente buenos, no hacen falta bases materiales
para este tipo de servidor.


EVALUACIÓN: Los trabajos con servidores han sido utilizados con gran éxito de manera
individual. Otra manera es utilizar la energía de un grupo para crear un servidor del dinero
para el uso de dicho grupo. Los resultados de estos trabajos pueden ser excelentes.
Generalmente es bueno mantener el conocimiento de la existencia de este tipo entidad
entre los integrantes del grupo – parece ser que de esta manera se “concentra” su poder
4. JUEGO Y APUESTAS
EVALUACIÓN: Una de las formas de magia del dinero de la que se escribe bastante,
usualmente en los libros más supersticiosos y primitivos sobre el tema, es la magia del
juego o de la apuesta. Para las personas a quiénes están dirigidos estos libros, el juego es
la única fuente para conseguir dinero adicional. Desde un punto de vista no mágico, esto
es casi completamente absurdo: sólo tiene sentido jugar la quiniela o a alguna gran lotería
si no crees que te harás millonario con esto. No solamente es fantásticamente raro que
puedas ganar dicha lotería y hacerte millonario, sino que además tu propia dependencia a
tal esperanza viciará tus intentos por hacer dinero por medios más seguros.

Dicho esto, hay dos aspectos del juego que son de interés para el mago práctico.

Primero, siempre está bien tener alguna gran recompensa, manteniendo apuestas de
baja probabilidad. Rellena tus cupones de la quiniela (y no olvides enviarlos!), compra tus
billetes de lotería. Hazlo sin ansias por obtener resultados, hazlo como un hábito que
apenas afecta a tu consciencia, y que no te impide seguir haciendo más dinero en el día a
día.

Segundo, vale la pena experimentar ocasionalmente con apuestas de alta probabilidad,
tales como máquinas tragamonedas o carreras. Las máquinas, con sus bajas apuestas y
pagas que no cambian tu vida, pueden ser utilizadas de manera esporádica por el mago
inteligente que desea investigar los síntomas de la suerte en su propia consciencia. Si te
sientes con suerte, inténtalo, y comprueba si tu sensación ha sido correcta.


Las apuestas de caballos y perros pueden afrontarse a través de técnicas adivinatorias.
Varios informes indican que la utilización de ocurrencias sincrónicas es la mejor forma de
adivinación para carreras. Es muy posible que los nombres de caballos y perros aparezcan
como parte de la información “aleatoria” recibida en el transcurso del día, suministrando
una guía para hacer apuestas.

La apuesta en mesas de casinos es generalmente un juego pobre para el mago. Los
mejores resultados se obtienen con sistemas inteligentemente construidos. Lo que avala
la eficacia de algunos de estos sistemas es el hecho de que exista personal en los casinos
que se encarga de buscar quién podría estar utilizando un sistema.

Es importante entender que, generalmente hablando, el juego con dinero es una forma
de entretenimiento para aquellos que se inclinan a ello, no una fuente de ingresos. Una
actitud de diversión mejora nuestra relación con la suerte, y ofrece algo de protección
contra una triste adicción.

5. LA ESFERA DE DISPONIBILIDAD
Lo que esto significa es que la habilidad para adquirir posesiones depende en gran
medida de las posesiones que estamos acostumbrados a tener. Esto es lo que simboliza la
esfera de disponibilidad. He llegado a este concepto, aunque en una forma un poco
diferente, en un libro de Ophiel con el maravillosamente evocativo título: Cómo conseguir
cosas materiales con la visualización creativa. Ophiel cuenta la historia de un hombre que
era tan pobre que vivía en una habitación sin siquiera tener una alfombra para cubrir el
suelo frío al levantarse. Después de muchos días mirando el suelo, empezó a visualizar una
pequeña alfombra en el sitio que la deseaba. Al día siguiente, salió y encontró un pedazo
de alfombra, probablemente algún trozo sobrante. A partir de esto empezó a visualizar su
mundo poco a poco, construyéndolo hasta llegar a ser un hombre muy próspero.

 La moraleja de este cuento es que no hubiese podido hacer todo esto en un solo paso;


cuando era pobre, su esfera de disponibilidad sólo le permitía cubrir una modesta fracción
del suelo de su habitación. Cuando ya había conseguido esto, hubo un incremento en su
consciencia de prosperidad, y eventualmente fue capaz de visualizar poco a poco otras
posesiones más costosas, de manera que su habilidad para visualizar su prosperidad
creció sólo a través de adquisiciones sucesivas.

EVALUACIÓN: Visualizar lo que posees y lo que podrías poseer pronto es útil solamente
si estamos interesados en adquirir posesiones, pero no tanto si nuestro interés es el
dinero, para lo cual esto no parece funcionar muy bien. De todas maneras, el método
general de crear a partir del hábito de ser cada vez más próspero es válido en cualquier
nivel de prosperidad.


 Dave Lee

 Traducido x Andréz del revés.

Corregido x Anchiclay.






1 comentario:

  1. muchas gracias por el texto esta super interesante, voy a ponerlo en practica

    ResponderEliminar