martes, 23 de octubre de 2012

Todo es efímero como un pequeño Diente de León.


Crecí creyendo que el diente de león se llamaba demonio :), sí, de pequeña me dijeron que se llamaba así, y yo buscaba demonios en el campo para soplar sus semillas al viento. Soplaba deseos y miraba como el viento los llevaba lejos...¿Todos sabéis que se usan para eso mismo, no? Pues sí, tiene ese uso, además de servir para muchas más cosas, Para mejorar el sueño lúcido y poderes adivinatorios, un té de raíces de dientes de león, la raíz debe ser cortada fina y el té se debe beber tres veces a la semana, sin faltar, para lograr el mejor efecto.   Scott Cunningham aconseja dejar n poco de  té cerca de tu cama  para llamar a los espíritus.
En el Hoodoo, también confían en el diente de león, por supuesto, escribe  tu deseo en un trozo de papel y, a continuación, escribe tu nombre completo tres veces, de manera que el nombre, tres veces escrito, se cruce con deseo que has escrito. Dobla el papel alrededor de la raíz del diente de león, doblalo hacia ti, y lo metes en una bolsa( mojo) roja. Debes llevarla encima hasta que el deseo se cumpla. Si le añades al mojo, siete lágrimas de job,se acelera el resultado deseado.

Los dientes de león son un caos de semillas apiladas unas encima de otras. ¿Quien no ha jugado con ellos?
A mí me recuerdan que Todo es efímero,y que yo soy efímera, como un pequeño diente de león...


2 comentarios:

  1. Hermoso y entretenido.
    Todos somos efímeros, pero algunos dejan más semillas que otros.
    Saludos desde España.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, bueno... también depende de que tipo de semilla se deja jajaj...
    Gracias y un saludo para ti.

    ResponderEliminar