jueves, 13 de septiembre de 2012

África-Congo





El sonido de los tambores es lenguaje preferencial; es la palabra de los antepasados, quienes hablan a través de aquellos, fijando los ritmos fundamentales".
.
En las sociedades que mantienen su religión tradicional, la música, habitualmente, va ligada de forma indisociable con los actos sociales de dimensión religiosa. o como instrumento de comunicación con lo sobrenatural, utilizándola en la curación de las personas, en los dominios diarios de caza, la pesca o las actividades agrícolas.
Beatriz Hilda Grand Ruiz, estudio en profundidad las culturas africanas, y el contacto de estas y los dioses, a través de las distintas artes, como la danza, la música y el teatro, entre otras.
La autora señala que no es arbitrario señalar que los usos de la música están en intima relación con la religión y la magia.
Tanto la música como las danzas africanas tienen "efectos mágicos", es decir está la presencia de fuerzas
La música africana no solo esta llamada a ampliar el lenguaje hablado, sino que tiende a sustituirlo.
En Kenia, por ejemplo, los aerófonos se vinculan por su sonido, a la invocación de espíritus.
Mediante el sonido se puede llegar a una transformación del sentimiento del tiempo y del espacio.
Según el culto de los Bútembu, el canto y la música sirven para liberar un cuerpo de los espíritus que le provocan una enfermedad.
En África, los tambores están cargados de significaciones. Contienen proyecciones, simbolizaciones y comunicaciones en todo nivel.
El tambor oficial transmite el Nommo Sagrado de los antepasados, de modo coherente, en Ghana se le denomina "Tambor Divino", lo que revela su relación con el Creador y los antepasados
El tambor tiene sobre sí expresiones religiosas, mitológicas, simbólicas, rituales, sociales; aunque también otros instrumentos musicales también lo tengan.
A. M. Locatelli de Pérgamo explica que en los ritos mágicos y religiosos, los integrantes de una tribu bailan, cantan y ejecutan instrumentos musicales, a los que se suele atribuir un especifico valor ritual: su sonido tiene a veces el poder de atraer el espíritu de los muertos o de los dioses
Según algunos musicólogos, los espíritus y los dioses, fueron los primeros destinatarios de la música.
En las sociedades como la Yoruba de Nigeria o la Akan de Ghana, los Tamboreros, están obligados a conservar la memoria del grupo. Entre los yorubas, deben repetir en un día señalado del año, los nombres y proezas de los "Obás" - reyes -, que han reinado en el país, en riguroso orden cronológico. En el pasado, el tamborero que cometiera un error en la recitación, pagaba con su vida. Aseguran las tradiciones que nunca fue necesario aplicar esta ley.
No hay ningun instrumento más apto para conectar con nuestro ritmo interno que el tambor. Su ritmo inevitablemente nos hace permanecer en un trance. Para mi es uno de los medios de entrar en gnosis más profunda. Y si tengo que elegir, elijo los ritmos africanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario