jueves, 23 de agosto de 2012

La sombra Lobo del Artico.


Los lobos árticos habítan en las islas árticas de Canadá y las costas este y norte de Groenlandia, más al norte de la latitud 68° N, pero no en témpanos de hielo. El medio es extremadamente áspero, el helado invierno largo y oscuro, ni siquiera los Inuit viven tan al norte.
Como caso excepcional en las subespecies de lobo, el lobo ártico todavía puede ser encontrado en todo su hábitat natural original, debido a que en este entorno rara vez encuentran presencia humana.

 Viven en una tierra congelada en el tiempo, donde, durante tres trimestres del año, los vientos soplan a través de la tundra helada, creando paisajes de hielo esculpido. Aquí, toda la vida contiene la respiración a la espera de días más largos que traerá el sol para bañarse suavemente todo en su luz dorada,
En un clima en el que muy poca vida puede existir, Lobo ártico prospera
Posee en su interior la capacidad de empujar su cuerpo y su mente a los límites, y de hecho, puede parecer incluso que siente placer de hacerlo.

Para soportar la dureza de los vientos implacables, la brutalidad de un clima inclemente y frío con amargura, y para hacer esto al recorrer muchos kilómetros, el lobo ártico ha sido diseñado con una tremenda resistencia para cumplir con su papel en la naturaleza.
la verdadera lección del Lobo ártico, está en el acto de mantener un cierto grado de vulnerabilidad frente a las lecciones brutales que se encuentran en su vida.
El lobo polar o lobo del artico, ha aparecido en varias ocasiones en mis sueños. La similitud entre estos sueños, aumque lejanos en el tiempo,me lleva a prestar atención a este animal,a este lado primitivo de mi misma, a este Totem de la sombra, ¿porqué totem de la sombra? porque es esas caracteristicas nuestras que no queremos ver, s el que nos pone a prueba para saber si estamos preparados para recibir al animal en nuestro interior. En ocasiones podemos ser atacados por ese animal, y le tendremos miedo como representación de nuestros miedos internos. Mientras no superemos el miedo del Tótem de Sombra éste actuará en nuestra contra, impidiéndonos avanzar.
En todos los sueños que ha aparecido, mi perro, un perro blanco curiosamente, fué atacado por él. Yo nunca presencio el ataque, sólo veo la herida, y lo curioso, es que en realidad nunca veo a mi perro sufrir por ella, como si fuera indolora totalmente para el, pero, soy yo la que sufro o me angustio o me alarmo por la herida
Anoche, me visito mi lobo ártico de la sombra, estaba en mi "casa", o en la casa que aparecia como mía en mi sueño. Yo, al verlo, me sorprendía, pensando, ¿que hace aquí este animal?incluso tuve cierto problema en sueños para reconocerlo. Sentí miedo, aumque no se mostró amenazante conmigo en ningún momento.
Normalmente, en los sueños que debo recordar o prestarles atención, aparecen o bien mi padre, que era el que siempre aparecía, el cual tras su muerte hace ya muchos años, pasó a ser un guia en sueños o muy recientemente mi madre, la cual murió unos tres años y medio atrás. 
 Evidentemente al ver a mi madre, el sueño toma otra intensidad.  
Sigo con el lobo; Como ya dije, en ningún momento el lobo se mostró agresivo o intimidatorio conmigo, al contrario, le dije con un gesto de la mano, sal, vete, que haces aqui!! que se fuera, y salió, aumque miraba desde fuera, entendiendo yo, que esperaba otro momento para entrar o colarse.
Fuí a ver a mi perro, y este dormía comodamente, como suele hacer casi todo el día. Pero al tocarlo, vi que tenía una herida, la cual empezó a sangrar efusivamente, a través de ella pude ver un pequeño hueso roto, uno muy pequeño. Mi mente solo se centraba en la sangre y aquel diminuto hueso que aparecia atraves de aquella herida cercana a la barriga del animal.  Yo salía y veía al lobo sentado fuera del recinto que hacia de mi casa, pero miraba hacia dentro, esperando quizas volver a entrar, o quizás que yo le diera permiso para entrar. El resto del sueño, me dedicaba a limpiar la sangre de la herida, y a sanarla.

EDITO AQUI ( Este sueño me avisaba de la muerte de mi perro, el dia 24 de abril murió mi perro. Para el fue rápido y sin apenas dolor a pesar de ser por un cancer, que jamas antes dió señales de existencia. A mí me ha costado mucho superarlo, aun ando en ello, aumque doy gracias a la muerte por haberle hecho el tránsito rápido y benigno.) El bocado del lobo me anunciaba el inico del cancer, se fue a esperarlo afuera cuando le ordene que se fuera, y es que estaba esperando para llevarselo.

 La domesticación de cualquier criatura se considerarán como cambios en la pureza de su esencia y disminuir su conexión con el Espíritu.  El perro y el lobo viene de un ancestro común que en un momento indeterminado empezaron a separarse y adquirieron pautas de conducta independientes.
El lobo te enseña a saber quién eres y  desarrollar la fuerza, la confianza y garantía en uno mismo y que lo que  no tienes  hacer es demostrar ante nadie, sólo  para ti misma. A través de la determinación, la sombra del lobo ártico el  individuo persevera a pesar de todas las probabilidades en contra de él / ella.
el lobo no es sólo un animal, se le considera un "espíritu", una fuerza sobrenatural cuyo poder recorre los bosques. Para algunas tribus amerindias, un lobo arquetípico es el Creador de todo. No es de extrañar entonces que sea uno de los espíritus ayudantes favoritos de muchos chamanes.
también son almas apacibles con una gran sensibilidad emocional. . . y esta es la zona en la que es probable  se encuentren sus lecciones más grandes. Sin embargo, haciendo un llamamiento a la fuerza interior y la capacidad de recuperación del lobo ártico, es que puede triunfar y levantar la cabeza hacia los rayos del sol.

Los pastores nómadas respetan al lobo, de hecho, los mongoles han considerado durante mucho tiempo al lobo como tótem. Efectivamente, su cruel y fuerte espíritu, su sabiduría y coordinación como manada inspiró a Genghis Khan y a su ejército durante la conquista del continente euroasiático en el siglo XIII. Cuando un mongol muere, a menudo es enterrado cerca de la guarida del lobo con la creencia de que el lobo puede llevar el alma del muerto al Tengger, el cielo de los mongoles
Mi sombra lobo, ataca a mi yo domesticado, aquel que ha perdido su instinto, pero el cual ha aprendido una serie de conductas 
Necesito tener un cierto grado de vulnerabilidad frente a las lecciones brutales que se encuentran en la vida y  
hacer frente a estas lecciones emocionales, con dos palabras claves: Aprendizaje y Uso Potencial 
Los Indios Americanos siempre han considerado a los lobos como maestros o señaladores de caminos.
El lobo simboliza el poder de enfrentarse a su propio ciclo con dignidad y valentía, la muerte y el renacimiento, la enseñanza del Espíritu, la guía en los sueños y las meditaciones, el instinto ligado a la inteligencia
 Para los primitivos alemanes la boca del lobo era la puerta del infierno.


En la tradición nórdica los lobos son considerados devoradores de astros. Por ese motivo, y porque consiguen moverse con toda naturalidad durante la noche, son tenidos por seres de luz.


Durante la Edad Media se consideraba que los brujos (habilidad exclusiva de los hombres) acudían a sus periódicas reuniones del Sabbat convertidos en lobos.
Entre los egipcios y los romanos el lobo era el símbolo del valor
En los países de la antigua Yugoslavia, San Sava y San Teodoro son considerados los patronos de los lobos. Un papel parecido desempeña San Pedro en Rumanía, y no hay que olvidar que San Francisco de Asís aparece representado múltiples veces en compañía de lobos. Y todo ello a pesar de que en la tradición cristiana esos cánidos representan la crueldad. El lobo es el devorador de aquellas ovejas que rechazan la protección del buen pastor.
Llega un momento en que la relación de admiración-odio se mezcla tanto que el hombre se convierte en lobo. O el lobo en hombre. O ambos seres en una mezcla de los dos, que se odia a sí mismo por ser la mitad del otro.El LOBO en el ámbito ibero y celta está directamente vinculado con el Más Allá y con las cofradías o hermandades de guerreros que se identificarían plenamente con este animal que caza y combate formando agrupaciones regidas por el jefe de la manada o “macho dominante”
características de los lobos: inteligencia, jerarquía, disciplina, aguante, agilidad, arrojo, coordinación, valor, ferocidad ,el espíritu representativo de la naturaleza en su estado puro, la libertad en toda su esencia
Escuchar la áspera magia del aullido de un lobo conjura paisajes oníricos en los que los lobos están reunidos en el fondo de un abismo o pasean por las desiertas calles urbanas o se asoman de manera sobrecogedora a la puerta de nuestra casa. Estos hábiles depredadores, que ocupan el nivel superior de la cadena alimentaria, evocan las vitales y nada sentimentales energías instintivas de la psique animal. Nuestras proyecciones en ellos revelan el anhelo por una (re)conexión con nuestra propia alma animal y terror que sentimos de que el encuentro ocasionara la desmembración del yo
En la costa noroeste de América del Norte, el lobo era venerado como poderoso espíritu animal que concede al chamán potencia sobrenatural. Se obtenía de esta manera una vivaz medicina con la que curar a los enfermos. Al cubrir su rostro con una máscara de lobo, el chamán, hombre de lo sagrado, se vinculaba con violentos espíritus de la caza. Los chamanes lapones se creían lobos y los chamanes tunguses invocaban al lobo para ser poseídos por su espíritu. En diversas culturas de raigambre chamánica, se relataban las visitas que los hechiceros recibían de una mujer disfrazada de lobo. En la mitología nórdica, las valquirias, mujeres guerreras, cabalgaban montadas en lobos para atravesar el cielo. En el contexto también de la imaginación germánica, Odin muere durante la Ragnarok, la batalla final donde se destruye el mundo. Entonces, Fenrir, el lobo cósmico-hijo monstruoso de Loki- devora los restos del antiguo dios tuerto de la sabiduría. En la mitología celta, un lobo celeste despedaza el sol cada atardecer para que la noche no extienda su oscuro reino.
 El lobo, al igual que el perro desempeña un papel de psicopompo. Un mito de los algonquinos lo presenta como hermano del demiurgo Menebuch, el gran conejo que reina en el oeste, en el reino de los muertos. Semejante función de psicopompo se le reconocía en Europa, como lo atestigua este canto mortuorio rumano:

Aparecerá aún

El lobo frente a ti

(…)

Tómalo como hermano

Pues el lobo conoce
El orden de los bosques

(…)

Él te conducirá

Por la ruta llana

Hacia un hijo de rey

Hacia el paraíso.
El lobo también representa la fuerza mal contenida, irracional, impulsiva. En clave iniciática, corresponde a la toma de posesión de una fuerza cuyo empleo puede ser, tanto destructora, como constructora. 
Aquel que dispone de ella, debe canalizarla y dirigirla. Esta fuerza puede volverse contra quien la utiliza, pudiéndolo destrozarlo o cabalgarlo. Permanece a sus lados como una amenaza constante, un arma de doble filo.
 En fin, el lobo simboliza el hombre. Como él, puede ser luz o tinieblas, constructor o destructor, servidor del Espíritu o de la materia, un santo, un héroe, o un demonio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario