jueves, 21 de junio de 2012

Inugami,el dios Perro.

El Inugami, o dios perro, es un espíritu familiar con apariencia de perro que actúa como un guardián protector, son extremadamente poderosos y leales y hacen actos de venganza a favor de sus dueños. A veces andan libres o bien, pueden volverse contra sus dueños, tienen como poder especial poseer a los humanos.Se dice que una posesión por un Inugami cura las enfermedades, o una mala salud, pero con el resultado del poseído actuando como un perro.

Los Inugami son una variedad de Hechicería llamada Kojyutsu 

 Comúnmente se utilizan para llevar a cabo una venganza o actuando como guardianes a favor de su Inugami-mochi. En japón a los Inugami-mochi los consideran malditos, era un deshonor de tal magnitud, que en las bodas se pedia el arbol  genealogico de los contrayentes, para asegurarse que no habia ningun pariente inugami-mochi.
 En los cuentos populares japoneses, los perros mismos son considerados como seres mágicos; una leyenda afirma que el perro pudo hablar una vez, pero perdió su habilidad. El grupo autóctono de Hokkaidō, los Ainu  consideran al perro como un animal astuto, peligroso y algo humano.
 Hay varias versiones  sobre como  lograban atarse en la antigüedad el espiritu del animal, que van desde el sacrificio (tecnica brutal e innecesaria) además, esa tecnica daba más problemas que beneficios, pues era habitual que aumque al principio daba suerte, normalmente terminaban volviendose contra su amo destruyendolo por haberle causado la muerte ,ya que liberaban la rabia y desesperación del animal,  hasta la muerte natural de un perro querido por ti. Esta última es la que nos interesa. Los lazos de fidelidad y amor entre un perro y su amo, van más allá de esta vida. Esta condición de amor entre el perro y su amo, junto con ofrendas de alimentos y un  sigilo para unir su espiritu a ti, es una forma de creación de un Inugami. Es una forma de trabajar con el atavismo animal. En la Invocación Chamánica el mago se esfuerza en lograr un cierto tipo de posesión por un atavismo animal, podemos usar esta tecnica para atraer el espiritu del perro. Para llevar a cabo la invocación el mago debe intentar visualizarse con la forma del animal  mientras se encuentra en trance, como también proyectarse en viajes astrales como este animal. Es a menudo útil actuar físicamente con el comportamiento del animal en cuestión en un lugar apropiado, si lo que queremos es una posesión de dicho animal.
Alguna vez, ua persona puede convertirse en un inugami-mochi, sin que haya por medio ningún ritual.  El Inugami, puede presentarse a la persona, generalmente en algún sueño lúcido, donde es entregado como su mascota. Curiosamente, puede presentarse a algun familiar directo de esta persona también, como un guardian familiar compartido. Suele ser una criatura, fuerte, violenta y magica. Pueden aparecer incluso con simbolos mágicos en su piel.  Lo curioso es su alimentación, que descubrirá quien de con un compañero magico como éste.

 Junto a mí, el dios-perro 

Junto a mí, el dios-perro, y su lengua
atravesando como una flecha la costra
del doble cráneo abovedado
de la tierra que lo escuece.

He aquí el triángulo de agua
caminando con su paso de chinche,
pero que bajo la chinche ardiente
se da vuelta como un cuchillo.

Bajo los senos de la tierra odiosa
la perra-dios se ha retirado,
senos de tierra y de agua helada
que hacen pudrir su lengua hueca.

He aquí la virgen-del-martillo,
para moler los sótanos de tierra
cuyo horrible nivel el cráneo
del perro estelar siente subir.

poema  de  Antonin Artaud


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario