lunes, 11 de junio de 2012

El poder que vino del agua.

Detengo el coche en un anden de la carretera, luces y  sirenas de ambulancias penetran la noche. A un lado, bajo un pequeño muro de piedra, una extraña extensión de agua, es el escenario de algun siniestro. No logro comprender bien que es todo aquello, pero comienzo a ver como sacan cuerpos sin vida de alli. y los depositan boca abajo en la tierra. Mis ojos, penetran el agua, puedo ver lo que ocurre alli dentro. Toda mi mente está dentro de ese elemento, como si fuera parte de el. Algo se mueve alli adentro, quiero avisar que hay más personas alli dentro , pero me doy cuenta que aquello que se mueve, no corre peligro, muy al contrario, nada en su propio elemento. ¿Qué es? me concentro en él, y él parece darse cuenta de mi presencia y mira hacia mi. ¿Hacia mi? yo no estoy alli, es mi mente la que está alli, o quizas la que contiene el agua. La voz dice: No dejes que te vea, Si te ve, te reconocerá. Yo siento terror, y de un sobresalto aparto mi vista o mi mente de aquello.
Comienzo a andar huyendo de alli, no hay nadie, todo está desierto en esta noche oscura, pero presiento que él viene a buscarme. Lo veo venir hacia mí, con sus grandes y penetrantes ojos negros, me sonríe y comienzo a correr. Busco refugio en mi casa. Un viento enorme se desata, las ventanas se abren y las cortinas ondean al viento. Todo está iluminado por tenues luces de velas. Siento que él esta fuera y quiere entrar, y sé que logrará hacerlo. Yo quiero dormir..quizás porque así despertaré, pero temo que se incendie la casa.  Él ha entrado, siento su fuerza, y una gran furia y aumque no puedo verlo, se que está dentro. La habitación comienza a arder, las cortinas empujadas por el viento se prenden de las llamas de las velas. tengo que salir de allí, pero ¿a donde iré que él no me encuentre?
Recorro la casa, entro en una habitación y alli está mi padre en una cama de cristal. Levantate, tenemos que irnos, la casa se está quemando y él viene...Pero hija, dice mi padre, tú ya ardistes.
Mi mente no logra entender que me está diciendo, sus palabras me hacen sentir desconcierto y miedo y esto hace que me despierte.
Despierto sintiendo fuertemente los latidos de mi corazón acelerado por el sueño. Pero, ¿estoy despierta? ¿esto ha sido un sueño? escucho sus pasos, viene por el pasillo, y se acerca a mi habitación, de un salto me levanto de la cama y cierro la puerta. Noto como empuja la puerta, yo hago fuerza y me ayudo con una silla para atrancarla y que no pueda entrar, pero él empuja tan fuerte, que consigue abrirla y con una extraña sonrisa viene hacia mi, yo me quedo de pie, esperando...solo miro sus ojos totalmente negros. Cuando está cerca de mi, me dice: dejame entrar..
yo siento miedo. Da un paso más adelante hasta que su cara casi toca la mia. Frente a frente, puedo ver a traves de la oscuridad de sus ojos, y veo... veo un futuro que el me muestra, sin perder su sonrisa. Un torbellino de emociones y sensaciones acompañan las visiones. Pero aún dudo, entonces me dice algo...algo que me convence. Él conoce mi miedo, sabe qué me haria cambiar de opinión. Así que le dejo entrar. Da un paso más adelante. Todo gira a mi alrededor. Ya no estoy en mi habitación, estoy en el jardin de mi casa. Siento que estoy creciendo y siento un enorme poder, que va en aumento a la par que mi estatura. Me siento muy bien, nunca me habia sentido asi. 
Soy consciente de el enorme poder que crece dentro de mí. Esto me gusta. Ya no siento  pena por la inminente muerte de mi padre, porque el poder, me dice, que es sobre la vida y la muerte y ya no siento ningún temor, ninguno, sólo siento este poder y me hace reir, ahora no hay nada que pueda perturbar mi alma, soy más poderosa que todo eso.  Pero, de repente, noto que algo no va bien...siento una extraña y fuerte furia, de tal magnitud que tengo que hacer supremos esfuerzos por contenerla. Empiezo a luchar contra eso,  y la voz, que esta vez, noto viene desde dentro de mi, más abajo del estómago, me dice, suelta ese poder, te está engañando, quiere utilizarte, él necesita de ti...sacalo de ti o te destruirá. La lucha continúa en mi interior. Me cuesta enormemente sacarlo de mí. Tras una fuerte lucha, un estertor sacude mi cuerpo y logro sacarlo. Frente a mi, otra vez en la habitación, aquel, el de los ojos negros y profundos como el abismo, se despide con una sonrisa, diciendome: Volveré... Despierto con el corazon galopando como un caballo de carreras. ¿Estoy despierta ya? ¿sigo en el sueño?se oye a alguien caminando por el pasillo, se dirige hacia mi habitación, Oh, no, otra vez  está pasando. Salto de la cama y empujo la puerta, lo siento detrás de ella, pero esta vez tengo que hacer algo diferente, algo que me saque de este bucle...
Sueño de 1998

No hay comentarios:

Publicar un comentario