lunes, 5 de marzo de 2012

Que Lakshmi nos conduzca (a la gran meta).

Como manifestación sagrada de todas las formas de prosperidad, ella es probablemente la Diosa más popular de todos los Dioses y Diosas Hindúes. Lakshmi es representada con frecuencia encima de monedas tan brillantes como la suerte que ella ofrece a sus devotos.

Se cree que Lakshmi es atraída por joyas brillantes que son como la riqueza que ella otorga. La estatua de esta diosa la muestran adornada con oro y otras piedras preciosas y rodeada de exhuberantes flores de loto.
Lakshmi es venerada en la India como la Diosa de la riqueza y la belleza. Se cree que todos aquellos que la adoran conocen la felicidad inmediata. Normalmente se le representa con su pareja VISHNU, el conquistador de la oscuridad.
En el hinduismo, Laksmí es la consorte eterna del dios Visnú, diosa de la belleza y de la buena suerte.

Su primera aparición se encuentra en el Ramaiana (hacia el siglo III a. C.), donde se dice que nació de la espuma del mar. Este mito es semejante al del nacimiento de la diosa Venus en la mitología romana.
Se le representa generalmente junto a Visnú volando sobre el águila Garudá o sola sentada en una flor de loto sosteniendo una de éstas a cada costado, en posesión de cuatro brazos bendiciendo a los devotos y dejando caer de una de sus manos monedas de oro. Va escoltada de dos elefantes blancos símbolos de la fortuna y su culto está muy relacionado con el de la antigua Madre-Diosa drávida representada por la tierra sobre un padma (flor de loto).

Entre los templos dedicados a la sensualidad femenina de la devi Laksmí se destacan el de Orchha, en el centro norte de la India.
La estrella de Laksmí (asta-laksmí, u ‘ocho laksmis’) consiste en una estrella de ocho puntas.
Recibe también otros nombres:

    Lokamata o Loka Mata (madre del mundo)
    Yaladiyá (la nacida del océano original; siendo jāla: ‘agua’, ādi: ‘primero, original’, jā: ‘nacido’)
    Jari Priá (querida por Hari [Visnú]).
    Indirá (belleza, esplendor)
    Asta Laksmí (‘ocho Laksmís’), ocho expansiones que se adoran como grupo en varios templos de la India y el mundo.

Se refugió en el mar de leche cuando los dioses la exiliaron. Renació en el momento del batido del mar de leche.
Om Mahalakshmin cha vidmahi
Vishnu patnin cha dhimahi
Tanno Lakshmih prachodayat”

La traduccion de este mantra dice:  “Om. Déjenos meditar sobre la Gran Diosa Sri Lakshmi, la consorte de Sri Maha Vishnu. Pueda aquel Maha Lakshmi Devi brillante inspirar e iluminar nuestra mente con el entendimiento”.
La diosa Lakshmi tiene el rio sagrado de India Ganges a su servicio, dos elefantes la duchan con sus aguas. También se le conoce como shri que quiere decir prosperidad, procreación, crecimiento.

Ella vence a su hermana Siva Tandava, la destructora y la malicia.

Da monedas de oro con una de sus manos, flores de loto bendiciendo a sus devotos, representando la evolución espiritual y la armonía en la vida.

Mientras vas cantando su mantra, visualiza tu propia prosperidad y éxito.
De acuerdo a la filosofía hindú, para que un decreto, petición ó manifestación funcione requiere de 3 elementos:

Un Mantra: Que es el decreto mismo: Mucha Prosperidad viene en camino.

Un Mudra: Un gesto, actitud o recordatorio. En este caso es la imagen de Lakshmi.

Un Sutra: El más importante de los tres. Tu intención en que las cosas sucedan.

El nombre Lakshmi viene del sánscrito y etimológicamente significa percibir u observar. Es sinónimo de Laksya que significa objetivo.

Lakshmi es la Diosa por medio de la cual alcanzarás tus objetivos, a través de la observación de ti mismo y de la percepción correcta del mundo.
El significado de las Diosas y Dioses Hindúes es diferente al significado occidental de Dios.
Las Diosas Hindúes representan cualidades que están dentro de ti, y que tienen el potencial de aflorar.
La diosa del hogar dentro de la mayoría de las casas y una favorita de las mujeres.  Venerada todos los días, su festival se lleva a cabo en octubre. Diosa que intercede ante su hermana malvada y ante todos aquellos que quieran destruir a los hombres.

Una bonita mujer de complexión dorada, con dos o cuatro brazos, de pie o sentada en una flor de loto, sosteniendo un brote de loto que representa la belleza, la pureza y la fertilidad.  Sus cuatro manos representan los cuatro destinos de la vida humana:  el dharma o lo correcto, los deseos o kama, la riqueza o artha y moksha.  Lakshmi promueve la liberación del ciclo entre la vida y la muerte.  La diosa de la pureza, la generosidad, la belleza, la gracia y el encanto.

De su mano salen cascadas de brillantes monedas, viste de rojo con telas bordadas en oro.  El rojo simboliza actividad y el dorado significa prosperidad. Lakshmi es representada con frecuencia encima de monedas de oro tan magníficas como la suerte que ella ofrece a sus devotos.
Lakshmi complementa el poder de la cohesión y de la preservación del dios Vishnu , simboliza el poder de la multiplicidad, la parte activa y encantada del dios, partes inherentes a la buena suerte.  También acompaña al dios cada vez que él baja a la tierra y encarna, por lo que se le puede conocer como  Padma, Kamala, Dharani, Rukmini, Durga, Hira, Indira, Jaladhi-ja, Lola y Loka-mata. 

Entre los templos dedicados a la sensualidad femenina de la devi Lakshmi se destacan el de Orchha, en el centro norte de la India. 

Una diosa doméstica, los habitantes del hogar le rezan por el bienestar de la familia.

La noche de luna llena después de Dusshera o el Puja a la diosa Durga, se le rinde culto a Lakshmi, se piensa que en ese momento ella visita los hogares y los colma de bendiciones.   También se le celebra durante la noche del Diwali. 
así como Él lo penetra todo, ella es también omnipresente. Vishnu es el significado, ella es el habla; Hari es política, ella es prudencia; Vishnu es comprensión, ella es intelecto; Él es rectitud, ella es devoción; Sri es la tierra" Hari es su soporte. En una palabra, entre los dioses, animales y hombres, Hari es lo masculino, Lakshmi lo femenino; no existe nada más que ellos.
Por último, Shri-Lakshmi es también la personificación de Shakti, el poder femenino que se expresa a través del universo y que reside en nuestro interior en la forma de kundalini, por lo que es la energía divina que purifica, concede poder y eleva espiritualmente a los seres humanos.
Shri Sukta

Himno a la Madre divina en la forma de Lakshmi

De acuerdo con la traducción de Swami Krishnananda


(1-2) ¡Oh Agni!, por ti invoco a la diosa Lakshmi, quien brilla como el oro, cuyo color es amarillo, que usa collares de oro y plata, que florece como la Luna y encarna la riqueza. ¡Oh Agni!, invoca para mí a la infalible Lakshmi, por cuyas bendiciones ganaré riqueza, ganado, caballos y descendencia.


(3-4) Invoco a Shri, quien está sentada en un carro tirado por excelentes caballos, la que es despertada por el barritar de los elefantes y es divinamente resplandeciente. Que la divina Lakshmi me bendiga. Por este medio invoco a Shri, la encarnación de la dicha absoluta, quien tiene una sonrisa agradable en su rostro, cuyo lustre es igual al del oro pulido, que es húmeda como fue aquello (el Océano de Leche), que brilla con esplendor, la encarnación del cumplimiento de todos los deseos, quien satisface el deseo de sus devotos, que está sentada sobre el loto y es hermosa como el loto.
5-6) Recurro a Lakshmi como refugio en este mundo, quien es bella como la Luna, que brilla luminosa, cuyo renombre es radiante, que es adorada (incluso) por los dioses, quien es sumamente generosa y grandiosa como el loto. Que mi infortunio desaparezca. Me rindo a Ti, ¡oh diosa resplandeciente como el Sol! Por tu poder y gloria, las plantas como el árbol bilva crecen. Destruye a través de tu gracia todo lo inauspicioso que surge de la ignorancia, del órgano interno (la mente) y de los demás sentidos.


(7-8) ¡Oh Lakshmi! Nací en este lugar con el legado de la riqueza. Que los amigos del Señor Shiva (Kubera, dios de la riqueza y Kiriti, dios de la fama), vengan a mí. Que ellos (habiendo tomado morada en mí), me concedan fama y prosperidad. Debo destruir a la hermana mayor de Lakshmi (Alakshmi), la encarnación de lo inauspicioso y de lo maligno como el hambre, la sed y toda carencia. ¡Oh Lakshmi!, aleja de mi hogar todo infortunio y pobreza.


(9-10) Por este himno invoco a Lakshmi, que es percibible por medio del sentido del olfato (es decir, mora especialmente en las vacas), quien es capaz de amenazar y derrotar a cualquiera, que siempre es rica (en cualidades virtuosas como la verdad), cuya abundante gracia es evidente en el desperdicio de las vacas (siendo las vacas sagradas) y que reina sobre todos los seres manifestados. ¡Oh Lakshmi! ¡Que podamos obtener y disfrutar el cumplimiento de nuestros desos y anhelos, la veracidad en nuestras palabras, la abundancia de ganado y diversos alimentos para comer! ¡Que la prosperidad y la fama residan en mí (tu devoto)!
(11-12) ¡Lakshmi! Tú has engendrado a Kardama. (Por lo tanto) reside en mí, ¡oh Kardama. Has que la Madre Shri con guirnaldas de lotos more en mi linaje. Que las aguas (sagradas) produzcan amistad (su naturaleza es adhesiva). ¡Oh Chiklita (descendiente de Shri), reside en mi hogar y has que Shri, la Madre Divina, permanezca en mi linaje!


(13-14) ¡Oh Agni!, invoca para mí a Lakshmi, quien brilla como el oro y es brillante como el Sol, quien es fragante y blande una vara protectora, quien es la forma de la soberanía suprema, brilla con ornamentos y es la diosa de la riqueza. ¡Oh Agni!, invoca para mí a la diosa Lakshmi que brilla como el oro y florece como la Luna, quien se refresca con aceite (de esencia fragante) y se adorna con lotos (elevados por los elefantes celestiales en el acto de adoración), la deidad que preside la nutrición, cuyo color es amarillo y usa guirnaldas de lotos.


(15) ¡Oh Agni!, invoca para mí a la diosa Lakshmi, a la infalible, que es bendecida por quienes como yo deben obtener riqueza en abundancia, ganado, sirvientes, caballos y descendencia.


(16) Nosotros comulgamos con la Gran Diosa y meditamos en la consorte de Vishnú. Que Lakshmi nos conduzca (a la gran meta).


Om, que haya paz, paz, paz.


El verso 16 es el Gayatri de Lakshmi, y su transliteración es la siguiente:

Om maha-devyai cha vidmahe, Vishnu-patnaiya cha dhimahi, tanno Lakshmihi prachodayat.

Como en el caso de los demás gayatris, conviene ser recitado, independientemente del Shri Suktam, al menos tres veces al día, en la mañana, al mediodía y al atardecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario