martes, 21 de febrero de 2012

la información


la información que consumimos es la narrativa que vivimos; y esa narrativa está directamente relacionada con la realidad que percibimos. Los medios de comunicación más que contarnos “cosas reales”, nos cuentan historias que luego se convierten en cosas reales. Los viejos mitos, los cuentos de hadas, los cuentos de cunas, los poemas épicos, los arquetipos, los dioses y los héroes, son ahora los memes, los personajes históricos, las noticias y las películas que vemos todos los días. Esto no significa que lo que sucede o supuestamente sucede en el mundo al que accedemos a través de los medios no nos deba de importar o que no tenga una relación consustancial a nuestra existencia. Pero en la medida en la que somos más conscientes del proceso mítico-mediático que lleva a la información a convertirse en una narrativa que se materializa, que se vuelve “real”, podremos extendernos y holgarnos por nuevos campos narrativos, por nuevas realidades in-formadas y, divertirnos con la ligereza, que da la conciencia, de saber que este mundo es una ilusión… que es, sobre todo, un juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario