martes, 21 de febrero de 2012

el cut-up




Burroughs introdujo una nueva forma de narración en la literatura que hicieron de “El almuerzo…” una obra maestra tan caótica como experimental e innovadora: el cut-up o recorte literario.
 Tomen una hoja, divídanla en cuatro secciones iguales y enumérenlas. Luego cortan los fragmentos y alteran su orden: el fragmento 1 con el 4; el 3 con el 2. Pueden hacerlo con cualquier texto. Por ejemplo, un libro de poemas que hayan leído varias veces: Shakespeare, Rimbaud… el que más le guste. Las palabras van perdiendo su significado tras años y años de repetición. Seleccionen y extraigan varios fragmentos de los poemas y transcríbanlos a una nueva página. Finalmente recorten la hoja en tantas secciones como deseen: entonces se encontrarán con un nuevo poema. Tantos poemas como ustedes quieran. Tantos Shakespeares y Rimbauds como deseen. Shakespeare y Rimbaud viven en sus palabras. Los recortes invocan sus voces. Dicen por ahí que Tristan Tzara dijo alguna vez: ‘La poesía es para todos’. Por esto, Bretón lo tildó de soplón y lo expulsó del surrealismo.
 William Burroughs y Brion Gysin nos mostraron un camino con la idea de los cut-ups. Vieron a las palabras como herramientas poderosas, tanto de opresión como de liberación. Al cambiar la secuencia de las palabras, permiten que entre en juego la facultad intuitiva del lector y, de modo paradójico, se nos revelan los significados subyacentes de las afirmaciones escritas".
 En los años 50 el pintor y escritor Brion Gysin desarrollo el método en mayor profundidad después de haberlo descubierto accidentalmente. El había colocado hojas de periódico como un mantel para proteger una mesa de rayarla mientras cortaba papeles con una hojilla de afeitar. Luego de cortar sobre los periódicos pudo notar que las páginas recortadas mostraban interesantes yuxtaposiciones. Comenzó a cortar en secciones deliberadamente artículos de periódicos, los cuales reorganizó al azar
 Gysin le mostró la técnica al escritor William Burroughs en el Beat Hotel. Juntos luego aplicaron la técnica tanto a escritos impresos como a grabaciones de audio en un esfuerzo para decodificar el contenido implícito de un material. Su hipótesis era que la técnica podía ser usada para descubrir el verdadero significado de un texto. Burroughs también sugirió que la técnica de recortes podía ser utilizada como un método de adivinar el futuro diciendo que "Cuando se cortan líneas de palabras el futuro se filtra"

Cut-ups de comportamiento

El libro colectivo del grupo anarquista CrimethInc. ex-Workers' Collective "Recetas para Desastres" contenía una receta llamada "behavioral cut-ups" (recortes de comportamiento). Esta receta es un método para transformar la vida realizando actividades que pueden ser percibidas como (en un nivel básico) recortes de dos socialmente aceptadas, o comportamientos rutinarios y unirlos para formar una actividad creativa y entretenida. La intención es que se realice una serie de recortes de este tipo por un largo período hasta que se vuelva natural y tu comportamiento haya sido alterado significativamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario