sábado, 7 de enero de 2012

John Zorn - Gevurah

Estoy poseído por un demonio. Obsesión. Atrapado por garras, el amor y el odio hacia mí mismo enmarañan mis entrañas. Aullando mi frustración en la noche, el sueño roto se amontona alrededor de la cama.
Más tarde.
Un rayo de luz en la noche latente: mi manto de noche, mi sudario, tejido por mi mismo. Conocimiento. Percepción. Risa salvaje. Extraño camino que conduce a la gnosis. Una herida íntima reintegrando mi tiempo personal. Me arrastro hacia mi centro, mi círculo, y dibujo un triángulo con la ayuda de mi pluma. Fuerzo al monstruo a regresar allí, desato la madeja de la forma; momentos de debilidad, de voluntad y de espera, deseo encendido por la imaginación. Creando mi propia toxicomanía.
Puede ser que se trate aquí de enredarse en el "estiércol qliphotico". Pero fuera de este estiércol he entablado una conversación, una historia con una especie de buen final. Una historia que mi voluntad quería ha nublado de lágrimas mis ojos.
He creado un monstruo, un golem nacido de mis propios deseos, de mis propias faltas; y ahora lo desmonto, pieza por pieza, limpiando la pus de pasiones trabadas. No somos más que nudos en una cuerda. Desatémoslos y flotaremos fácilmente, de eón en eón, en sueños nebulosos

OVENREADY CHAOS" por Phil Hine.


No hay comentarios:

Publicar un comentario