jueves, 15 de diciembre de 2011

el Eje del Mundo o Axis Mundi


Este es un punto vital para poder comprender las cosmogonía chamánica, ya que se refiere al punto central u ombligo del mundo, que es el lugar de la realidad extática (encontrada mediante el éxtasis) donde el chamán puede acceder a cualquier parte de los Mundos Sutiles del Universo. No es un simple conducto, agujero o puerta como se puede pensar, sino que está formado por el Eje del Mundo o Axis Mundi, que es el pilar de los tres mundos. La representación del mismo tiene varias formas, condicionadas por las distintas comunidades chamánicas del mundo. La imagen mas común del Axis Mundi es la del Árbol Cósmico o Árbol de la Sabiduría, figura arquetípica en los antiguos pueblos y civilizaciones que consideraban al árbol como símbolo de la vida y del renacer en su folklore, que hunde sus raíces en lo más profundo del Mundo Inferior, pasando por el tronco que crece en el Mundo Medio y finalizando con las ramas, frutos y flores que asoman en el Mundo Superior. El Árbol Cósmico es tan importante en el chamanismo que desde tiempos antiguos (y actualmente también) ha formado parte de rituales e iniciaciones como objeto principal de los chamanes en su éxtasis y con su madera el chamán hace su tambor. La segunda imagen no tan conocida es la de la Montaña Sagrada o Montaña Cósmica, cuyas cavernas están abiertas en el Mundo de Abajo, las laderas son escaladas por los chamanes en el Mundo Real y sube hasta su cumbre más alta en el Mundo de Arriba. También es representada en algunas tribus esquimales como un acantilado submarino, que posee en su base grutas submarinas en el infierno, su ladera en el Mundo Real y su meseta superior emergida del agua topa con los dioses de arriba. Otra representación del Axis Mundi es la Escala Mística, que posee 3, 5, 7 o 9 escalones para que el chamán pueda ir hacia arriba o hacia abajo. Puede ser una escalera rígida tipo caracol o de cuerda. Es bueno destacar la universalidad de estos conceptos, que han sido y son compartidos por muchos pueblos chamánicos aunque les separe una impresionante distancia geográfica o temporal en el devenir de la historia. Vento, “Chamanismo: volviendo a nuestras raíces

No hay comentarios:

Publicar un comentario