martes, 1 de noviembre de 2011

el demonio “dab tsog"



: Y yo, el Instructor, proclamo la majestad de su esplendor a fin de asustar y aterrorizar a todos los espíritus de los ángeles destructores y los espíritus bastardos, demonios, Lilit, búhos y chacales

En 1977 se reportó por primera vez en Estados Unidos lo que se conoce como el “síndrome de muerte súbita nocturna inesperada“, particularmente entre refugiados Hmong. Esta misma enfermedad se observó después en Singapur, donde se documentó la muerte de 230 hombres tailandeses de dicha etnia que, por todo lo demás, se encontraban en perfecta salud. Esta extraña enfermedad afecta también a los jóvenes filipinos, quienes la llaman bangungot

los periódicos estadounidenses realizaron una serie de historias cortas crónica de una grave epidemia en el sudeste de Asia, que se cobró la vida de un número de adultos jóvenes.
Según los médicos, estos hombres relativamente saludable, todo ello sin un historial de trastornos mentales, comenzó a informar pesadillas horribles llevándolos a renunciar a dormir con el fin de evitar estos terrores en el ciclo de REM.
El consumo de café y otros estimulantes, ayudó a los hombres permanecer despierto, en un principio, pero al final cada uno se fue a dormir. Horas más tarde, los hombres se encuentran gritando y violenta paliza en sus camas antes de morir por causas desconocidas.
"En Filipinas, se llama bangungot, en Japón pokkuri, en Tailandia, otra cosa." Dice el Dr. Robert Kirschner, un médico familiarizado con este extraño fenómeno. "Pero todo se traduce aproximadamente como la misma cosa: la muerte en una pesadilla".
La antropóloga y médica Shelley Adler, autora del libro Sleep Paralysis, sostiene que la muerte de estas personas podrían haberse detonado por la creencia en “dab tsog”, un demonio que según la etnia asiática de los Hmong visita a las personas cuando duermen y las asfixia, de manera similar a lo que se conoce en México como “la subida del muerto” y que en el pop-ocultismo ha sido vinculado con las abducciones extraterrestres

Esta creencia en demonios nocturnos (o en “la yegua de la noche”) está bastante difundida en numerosas culturas y la ciencia occidental la explica como “parálisis en el sueño”, específicamente un momento en el que se perturba la transición de un estado REM, generando una serie de alucinaciones al tener una parte dormida y otra despierta.
Sin suscribir la creencia popular en los demonios nocturnos, Adler piensa que se podría estar gestando un efecto nocebo (el lado oscuro del placebo) en el que las expectativas negativas de la mente tienen consecuencias físicas.
Lo interesante de este caso es que solo parece ocurrirle a personas de la misma etnia, ya sea por su creencia en un tipo de demonios nocturnos, por su condición cardiaca compartida o por una combinación de ambas.
Demonio,pesadillas, muertes mientras soñamos...factores que se unen a un nuevo elemento de suma importancia,:"las creencias".Estas son la clave de todo. Nuestro Mundo esta hecho de un fino tejido: nuestras creencias; incluso nosotros mismos sólo somos creencias; lo que creemos que somos, y como creemos que interactuamos con nuestro entorno y nuestro propio interior.
Ella son las que nos mantienen en pie, y las que nos pueden destruir.

Una serpiente que no podía ser dominada anidó en las raíces del árbol llamado Huluppu. El pájaro Anzu colocó a su polluelo en las ramas del árbol y Lilit, la luna negra, construyó su hogar en el tronco. Aquel árbol era el que cuidaba la diosa Inana para hacerse una cama con su madera. Al escuchar la queja de Inana, Gilgamés mató al dragón con un hacha y su escudo de bronce. El pájaro voló a las montañas con su polluelo, mientras que Lilit, llena de miedo, rompió su casa y escapó al desierto...

2 comentarios:

  1. No solamente los asiáticos sufren ese tipo de sueño, a mi en mi adolescencia me paso dos veces y una vez mas de adulto y realmente es horrible, uno siente que se despierta pero no se puede mover, solo respirar pero ni siquiera gritar solo emitir algún tipo de gemido (no se si se escucha) y lo peor de todo sentir como que algo lo aplasta contra la cama, hace un mes me paso despertar incorporarme un poco y ver una persona parada al lado mío pensando que era mi esposa le hable (solo veía la silueta oscura no había mucha luz) y me recosté 2 o 3 segundos me vuelvo a incorporar y no había nadie, mi señora estaba acostada al lado mío dormida, lo raro que en el momento que me paso percibía todo como si estuviera despierto.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Alfredo por contarnos tu experiencia.
    Es la llamada parálisis del sueño. Habitualmente se ve a alguna entidad o entidades, o se escuchan voces, o se siente a alguien encima o alrededor.
    En todas las culturas alrededor del mundo se dan estas experiencias, cada cultura lo asimila a algún mito En latinoamérica le llaman subirse el muerto.
    Los psiquiatras y psicólogos apuntan a que se producen en periodos de estrés. Puede ser,yo padecí muchos episodios de paralisis del sueño, de pequeña eran muy frecuentes,después desaparecieron y de adulta comenzaron a suceder otra vez con una frecuencia alarmante, lo cierto es que en aquella época si estaba pasando por una situación difícil que me causaba mucho estrés. Las experiencias estas son a veces aterradoras, sobretodo por la incapacidad de movimiento y de articular palabra. De pequeña fueron para mí un autentico calvario, yo creía que me llegarían a enterrar viva, puesto que aumque no podia hablar ni moverme veía la habitación y escuchaba. Esto me aterraba mucho más que los visitantes que suelen aparecer en escena.

    ResponderEliminar