viernes, 28 de octubre de 2011

The Quickening



Existen numerosas interpretaciones de los calendarios mayas y en particular de la llamada cuenta larga. La mayoría de estas considera que el ciclo de 13 baktunes de 5,125 años concluye el 21 de diciembre del 2012. Algunos arqueólogos, por otra parte, suponen que los mayas no tenían esta fecha como el fin del calendario ni como nada particularmente especial, por lo cual toda la fiebre del new age no tiene ningún fundamento. Otros más, como Carl John Calleman, sostienen que los mayas sí consideraban que se avecinaba una nueva era para el planeta pero que esta no está designada según los conteos mayormente aceptados.

El investigador Carl John Calleman desde hace varios años planteó que el fin del ciclo en realidad está fijado para el 28 de octubre del 2011, es decir: mañana.

Según Calleman la fecha propuesta por José Arguelles, Terence Mckenna y John Major Jenkins está equivocada en su interpretación del tiempo maya como un proceso astronómico y no un proceso espiritual. Calleman se basa en lo que llama “ciclos de creación galáctica” y en la premisa de que esta acepción espiritual del calendario debiera de terminar en un 13 ahau, como fecha profética, lo que equivaldría al 28 de octubre del 2011. Según Calleman son 9 inframundos y 13 cielos los que integran la piedra angular de la cosmogonía maya. Esta visión fractal del tiempo sostiene que los 13 ciclos de creación (o cielos) cuentan con 7 días y 6 noches (los cuales representan el tiempo como una codificación que atraviesa nuestra actualidad).

Siguiendo este ciclo de noches y días (periodos de mayor luz y conciencia y periodos de mayor oscuridad y caos), Calleman asegura haber predicho fechas importantes o transformativas para la humanidad como la última crisis económica mundial. Claro que, como sucede con los horóscopos, no es tan difícil crear un espejo de resonancia adaptado a los sucesos globales con cualquier sistema de interpretación temporal.

Según la interpretación del tiempo maya de Calleman, el fin del calendario no representa el fin del mundo ni mucho menos, sino solamente una aceleración hacia un nuevo código de tiempo de creatividad, el amanecer de un nuevo paradigma. Si Calleman está en lo correcto mañana deberíamos de presenciar un suceso de importancia global. Es más, todos los días pueden ser el inicio de una nueva era.

Sin embargo, Calleman tiene muchos detractores, quienes señalan que se trata de una manifestación más del frecuente oportunismo en el terreno de la metafísica y la espiritualidad (ven a Calleman como otro Harold Camping); hay también los que simplemente señalan que sus estimaciones no tienen ninguna base científica real y son solamente creencias espirituales.

La tesis de Calleman es explorada en el documental The Quickening, que sostiene que la aceleración del cambio evolutivo podría llegar a su pico el 28 de octubre del 2011.

http://pijamasurf.com/2011/10/%c2%bfes-el-28-de-octubre-del-2011-el-verdadero-fin-del-calendario-maya-y-el-inicio-de-una-nueva-era/

No hay comentarios:

Publicar un comentario