sábado, 8 de octubre de 2011

la encarnación viviente de Horus






Los faraones fueron siempre la encarnación viviente de Horus, Ra-Heru-Khuti, también llamado Ra-Hoor-Khuit: el Horus de los dos horizontes -- mientras vivían. Después de la muerte el faraón pasaba a ser Osiris. En esencia, los dioses de Egipto fueron más que figuras que merecían adoración. Ellos tomaron roles funcionales. Bajo la forma de Osiris, el faraón viajaría a la morada de los benditos, si es que él lo mereciere, y podría eventualmente reencarnarse como otra encarnación de Horus. Por lo tanto, muchos cuerpos podían corresponder a la misma esencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario