martes, 26 de abril de 2011

Hail Eris!


Hail Eris!.

Habéis construido para vosotros armaduras psíquicas, os habéis fortificado en ellas, vuestra vista está restringida, vuestros movimientos son torpes y dolorosos, vuestra piel está amoratada, y vuestro espíritu asado al sol. Soy caos. Soy la substancia de la que vuestros artistas y científicos construyen ritmos. Soy el espíritu con el que vuestros hijos y payasos ríen en feliz anarquía. Soy caos. Estoy viva, y os digo que sois libres.” -

Esopo, (fábula griega de siglo VI a.C) nos cuenta:
Heracles se dirigía a través de un estrecho paso. Vio algo que parecía una manzana en el suelo y trató de romper con su masa. Después de haber sido golpeado por la masa, esta aumentó hasta el doble de su tamaño. Heracles golpeó de nuevo con su masa, incluso más duro que antes, y la cosa se extendió luego a un tamaño tal que le cerraba el paso de Heracles. Heracles soltó de su masa y se quedó asombrado. Atenea le vio y dijo: —Oh Heracles, no estes tan sorprendido! eso lo ha provocado su confusión aporía (contencioso) y Eris (la Discordia). Si usted lo deja como está, se queda pequeña, pero si decide luchar contra ella, entonces se hincha de su pequeña dimensión y aumenta de tamaño—.
Eris: Diosa de la noche,
Eris: Portal de la luz,
Eris: Delirante Succubus,
Eris: Dea omnibus.
Eris: Fénix de fuego,
Eris: Corazón helado para el pacto,
Eris: Corriente de lánguido aire
Eris: Veneno, trampa líquida,
Eris: Santuario elemental entra dentro nuestro extraña concubina del hombre y la mujer, como este vino consagrado en tu nombre, satisfaciendo ahora nuestro tenaz objetivo

No hay comentarios:

Publicar un comentario