sábado, 26 de marzo de 2011

Los cinco niveles de actividad mágica


Los cinco niveles de actividad mágica:
La HECHICERÍA es magia simple que depende de las conexiones ocultas existentes entre los fenómenos físicos. La Hechicería es un arte mecánico que no requiere la teoría de que existe una conexión entre la mente del operador y el objetivo. Sin embargo, cualquier efecto que surja de tal conexión se puede considerar como un beneficio adicional. Al trabajar en el nivel de hechicería el mago crea artefactos, herramientas e instrumentos que interactúan mágicamente con el mundo físico y que se pueden volver a usar de maneras más sutiles en los otros niveles. El trabajo a nivel de hechicería se debe realizar en forma completa, pues aunque sus prácticas parecen simples, son la base sobre la cual descansa el trabajo a niveles superiores.
La MAGIA CHAMÁNICA funciona a nivel de trance, visiones, imaginación y sueños. Ésta abre el subconsciente del mago, anulando el censor síquico con diferentes técnicas. El mago enfrenta un considerable peligro a este nivel, y puede que deba recurrir con frecuencia a técnicas de hechicería o rituales de descarga si se ve amenazado por la obsesión o el agotamiento.
La MAGIA RITUAL combina las habilidades desarrolladas en los niveles de Hechicería y Chamánico. El mago une el uso de herramientas del nivel de Hechicería con los poderes subconscientes liberados en los niveles Chamánicos y combina su uso de manera disciplinada y controlada.
La MAGIA ASTRAL se realiza mediante visualización y estados alterados de conciencia o gnosis, únicamente. No se usa parafernalia física, aunque las herramientas e instrumentos de los niveles anteriores se pueden usar en la forma de imágenes visualizadas. Probablemente al principio el mago requerirá aislamiento, silencio, oscuridad y un esfuerzo considerable de concentración y trance para tener éxito con esta magia, pero con práctica podrá ejecutarla en cualquier lugar.
La ALTA MAGIA es lo que ocurre cuando no existen impedimentos para el efecto mágico de la voluntad, ni barreras para la clarividencia y presciencia directas, ni separación entre el mago y cualquier forma de armonía o conciencia en la que desee entrar. Para la mayoría de las personas, los portales de la Alta Magia sólo se abren en unos pocos momentos clave durante el curso de una vida. A medida que el mago avanza en su entrenamiento, el impulso que adquiere hará que se abran más a menudo las puertas a lo milagroso. Aquí no se entregan procedimientos para las cinco conjuraciones de Alta Magia. La Alta Magia representa el punto en que la técnica cede el paso al genio intuitivo, y cada uno debe intuir la llave para desencadenar esos poderes para sí mismo


Peter Carroll

No hay comentarios:

Publicar un comentario