domingo, 6 de marzo de 2011

jaguar tastes the hallucinogenic effects of yage



jaguar alimentándose de las hojas de la liana banisteriopsis caapi, parte del brebaje chamánico que compone a la ayahuasca (la viña o escalera del espíritu). El video juega con la idea de que el jaguar entra en un estado psicoactivo a través de la planta, lo cual es cuestionable teniendo en cuenta como estos videos editan características antopomórficas sobre las conductas animales o montan la escena que buscan proyectar, sin embargo, sí resuena con un principio mágico en el hallazgo de esta sustancia medicinal.
Según va la leyenda un chamán del Amazonas descubrió la ayahuasca cuando observó que el jaguar tomaba las hojas de la banisteriopsis caapi para acentuar su sensibilidad para cazar. Tal vez el chamán había tomado psychotria viridis, planta que contiene, DMT, dimetiltriptamina (la llamada "molécula del espíritu"), pero que no es activa vía oral, y entendió que debía mezclar esta planta con la banisteriopsis caapi para crear una potente medicina (la banisteriopsis caapi sirve como un inhibidor MAOI, lo cual activa oralmente el DMT) .Otra teoría, es la esbozada por el científico Jeremy Narby en su libro "The Cosmic Serpent". Narby, después de sus experiencias con indígenas del Amazonas, sostiene que una explicación para la misteriosa forma en la que compuestos medicinales como el curare o la ayahuasca han sido descubiertos es que los chamanes se comunican con el ADN de las plantas (o con su propio ADN), el cual es un medio de transmisión de información (se ha comprobado por el mainstream de la ciencia que el ADN se transmite de forma telepática). Narby relaciona las recurrentes descripciones de los chamanes de serpientes con la doble hélice del ADN, y postula que de alguna forma, ayudados por la hiperestesia de su trance psicodélico, son capaces de acceder al plano molecular y ver como por un microscopio botánico, la espiral del código biológico.
Terence Mckenna ha difundido una teoría, basada en estudios científicos que demuestran que consumir pequeñas cantidades de psilocibina (la sustancia activa de los hongos alucinógenos) aumenta la potencia visual, en la que se especula que primates de las grandes planicies africanas pudieron haber bajado de los árboles después de tomar hongos que mejoraron su capacidad de cazar, los cuales habrían evolucionado hasta convertirse en nosotros: "we must come to realize, those apes, were stoned apes".
Otra posibilidad para dilucidar el mítico descubrimiento de la ayahuasca o yage, es la resonancia mórfica planteada por Rupert Sheldarke, teoría que señala que la información es un campo (como la gravedad) que se transmite de forma horizontal entre las especies a distancia por un proceso de resonancia genética (el ADN como antena). Posiblemente algún chamán haya entrado en contacto con el campo morfogenético de la banisteriopsis caapi o algún canal de comunicación entre las plantas y los humanos.
Es difícil saber cómo es que esta bebida sagrada, que incluso ha inspirado varias religiones alrededor de ella, fue descubierta. Pero usando a la poesía como navaja de Occam: es plausible que el jaguar, el espíritu dinámico de la selva, la antorcha de manchas en la que Borges vio a la escritura de dios, haya llevado al hombre el fuego de Prometeo (la dimetiltriptamina), la medicina visionaria que une al cielo con la tierra (tiger, tiger, burning bright in the forest of the night.- William Blake). El jaguar es el chamán

No hay comentarios:

Publicar un comentario