sábado, 29 de enero de 2011

Ritual of the Pentagram



RMDP
Siéntese en la silla, mirando hacia el Este y realice el Ritual de la Relajación, tome la daga con la mano derecha, o señale con el dedoPrimera parte: La Cruz Cabalística
• Primer paso. Visualícese a sí mismo haciéndose mas y más grande, mas y más alto. hasta que se eleve por encima de la habitación en la que se encuentra .Siga con esta visualizaci6n de crecimiento hasta que la ciudad en la que vive sea muy pequeña bajo sus pies. Vea el Continente como algo muy pequeño comparado con su cuerpo majestuoso. Ahora, incluso la Tierra es pequeña. Sin embargo, por muy pequeña que sea la Tierra, sigue siendo firme y sólida bajo sus pies, fijándole al suelo. No va usted a salir flotando. A continuación, visualícese creciendo tanto que los planetas de nuestro sistema solar sean como pequeñas pelotas de goma, girando a sus pies. Pronto empiezan a ser tan difíciles de ver como la misma galaxia de la Vía Láctea, que se convierte en un pequeño punto de luz a sus pies. Ahora, visualice un punto luminoso que aparece de muy lejos, por encima de su cabeza. Señale esta esfera de encima de su cabeza con la daga o con el dedo y «haga que descienda» (señalando) hasta su frente, justo por encima de los ojos y en medio de ellos. Luego, visualice como este brillo llena su cabeza de luz divina. Señalando su frente, pronuncie con voz vibrante: A-TA .
• Segundo paso. Haga descender la punta de la daga (o su dedo) firmemente por su cuerpo hasta llegar a señalar hacia el suelo. La mano que sostiene la hoja del cuchillo debería cubrirle la ingle. Mientras haga esto, visualice la luz de su cabeza descendiendo con la hoja (o con el dedo), a lo largo de su cuerpo y mas allá de sus pies, hacia la eternidad. Pronuncie con voz vibrante: Mal-JUT.
• Tercer paso. Ahora desplace la hoja hasta su hombro derecho. Mientras lo haga, visualice como la luz blanca que recorre el centro de su cuerpo forma un rayo desde la zona de su corazón hacia su derecha, mas alla de la hoja situada en su hombro derecho. Vea como este rayo de luz se extiende hacia el final del universo, y más allá. Fíjese en este rayo y pronuncie con voz vibrante: Ve-guebu-rah.


-1-
• Cuarto paso. Desplace la punta de la hoja horizontalmente hacia su hombro izquierdo. Mientras haga esto, visualice el rayo de luz blanca que se extiende ahora a traves del espacio infinito, a su izquierda. Fijándose en este rayo de luz, pronuncie con voz vibrante: Ve-guedu-lah.
• Quinto paso. Junte las manos delante de su pecho, como si rezara. Si ha utilizado una daga, la punta debe señalar hacia arriba, no hacia fuera de usted ni hacia los lados o hacia abajo. Visualice en el interior de su pecho, en el punto cubierto por sus manos cerradas, un resplandor dorado y brillante. Pronuncie con voz vibrante: Le-o-lam, A-MEN.El significado de esta primera parte del RMDP es el siguiente: Ateh significa «tuyo» en hebreo. La visualización referida anteriormente junto con la señalización adecuada de la daga (o el dedo) sirve para indicar que esta uniendo usted su yo superior con lo Divino. Malkuth significa «reino» y, según la Cábala, hace referencia a la Tierra. Es por este motivo que debe señalar hacia abajo. Ve-guebu-rah significa «y el poder» mientras que Ve-guedu-lah, «y la gloria». Le olam significa «para siempre» y Amen, por supuesto, «amen» (en una lección posterior, aprenderá el significado secreto de la palabra amen).
Así pues, la primera parte de este ritual se traduce por «Tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre, amen». ¿Les resultan familiares estas palabras? Forman parte de la oración al Señor y, a pesar de que se añadieron a la oración tal como figura en los Evangelios, parecen demostrar que al menos algunos de los primeros cristianos conocían los secretos de la Cábala. Varias de las palabras utilizadas aquí hacen referencia directa al símbolo de mayor importancia de la Cábala: el Árbol de la Vida.Parte segunda: La formulacin de los Pentagramas
• Primer paso. Desplazándose hacia su izquierda, de la vuelta hacia delante del altar, hacia él limite del espacio de su circulo, de modo que se encuentre en él extremo Este del mismo y mirando hacia el lado contrario al centro del circulo donde se encuentra el altar. En otras palabras, se encuentra en el Este y mirando hacia el Este. Desde aquí, dibuje un pentagrama según se ha explicado en la lección anterior. Asegúrese, mientras lo dibuje, de visualizar la figura como si se tratara de un pentagrama del color azul de la llama del gas.


• Segundo paso. Inhale por la nariz. Mientras lo haga, sienta que la energía fluye desde los confines del universo a traves de su nariz y su cuerpo y que desciende por la punta de sus pies hacia el centro de la Tierra. (Ahora ya no se encuentra en el centro de su circulo mágico y, por lo tanto, ya no ocupa el centro del universo que ocupaba en la primera
-2-parte de este ritual.) Mientras inhala, debe tener las manos levantadas a ambos lados de la cabeza, junto a las orejas. La daga (o el dedo índice de la mano derecha) debe señalar hacia adelante. Su mano izquierda (que debería haber permanecido a su lado hasta este momento) adopta una posición similar junto a su oreja izquierda, con el dedo índice señalando hacia adelante y el resto de los dedos cerrados en un puño.
• Tercer paso. De un paso hacia adelante con el pie izquierdo. Al mismo tiempo, dirija los brazos hacia adelante, de modo que señalen el centro exacto del pentagrama azul incandescente que esta delante de usted (esta posición se conoce como una «Forma de Dios» y es la forma de Dios llamada El Que Entra). Mientras haga esto, debe exhalar y sentir que la energía sale de su cuerpo, por sus brazos y sus manos, atraviesa el pentagrama y se dirige a los confines del universo. Debe utilizar toda la exhalación para pronunciar el nombre de Dios: Yod-he-vav-he
• Cuarto paso. Vuelva a poner las manos junto a las orejas mientras desplaza el pie izquierdo a su posición original. Baje la mano izquierda y situela junto a Usted; señale hacia el centro del pentagrama con el dedo indice de la mano derecha (o con la daga). Ahora trace una línea en el aire a la altura del centro del pentagrama mientras se desplaza en el sentido de las agujas del reloj alrededor de los Limites de su espacio circular. Debe desplazarse 90 grades para finalizar en el Sur, mirando hacia el Sur. Mientras traza la línea en el aire, debe visualizar una luz blanca brillante que emana de la punta de su dedo o de la daga. En el Sur, re-•pita el tercer paso, pero al final pronuncie con voz vibrante A-DO-NAY.
•Quinto paso. Repita lo anterior pero desplazándose hacia el Oeste y pronuncie con voz vibrante: E-HE-EIH
• Sexto paso. Repita lo anterior pero desplazándose hacia el Norte y pronuncie con voz vibrante: A-AGLA
• Séptimo paso. Complete el circulo conectando una línea blanca desde el Norte hasta el Este, donde empezó. Luego, desplazándose en la misma dirección de las agujas del reloj, sitúese de nuevo detrás del altar y delante de la silla, como cuando empezó el ritual. Debe encontrarse de nuevo de cara al Este. Si no dispone de espacio suficiente para describir el circulo, gire simplemente desde donde se encuentra, detrás del altar.
• Octavo paso. Ahora visualice como el circulo blanco y brillante se ensancha hacia arriba y hacia abajo hasta formar una esfera que pasa por encima de usted, por debajo y a su alrededor. Lo que ha hecho ha sido crear una esfera de una blancura brillante a su alrededor con pentagramas de azul eléctrico en los cuartos que han sido cargados y sellados con nombres de Dios.

-3-Parte tercera: La evocacin de los Arcangeles
• Primer paso. Extienda sus brazos rectos hacia los lados, de modo que su cuerpo forme una cruz. Si tiene una daga, la punta debe señalar hacia arriba tomese un segundo o dos para sentir de nuevo que las energías fluyen a través de usted y le convierten en una cruz brillante de luz en el centro del universo. La cruz representa también los cuatro elementos arquetípicos: Aire, Tierra, Fuego y Agua .
• Segundo paso. Visualice una figura encima de una colina, delante de usted, la figura viste ropas amarillas con algunos toques de color púrpura. La figura sostiene una vara en forma de caduceo (el símbolo utilizado por los médicos: una vara con serpientes enrolladas que representa la fuerza de la vida) y las ropas de la figura ondean al viento. Debe «sentir» una brisa procedente de la figura. Diga, Delante de mí, Ra-fa-el (pronuncie con voz vibrante el nombre del arcángel.
• Tercer paso. Visualice una figura detras de usted, vestida de azul con toques de color naranja. La figura sostiene una copa y esta rodeada de cascadas de agua. Intente sentir la humedad en el aire. Diga, Detrás de mi, Ga-bri-el (pronuncie el nombre con voz vibrante).
• Cuarto paso. Visualice a su derecha una figura vestida de escarlata con toques verdes. La figura sostiene una espada en llamas y debería usted sentir el calor procedente de aquella dirección. Diga, A mi derecha, Mi- jat-el (pronuncie el nombre con voz vibrante).
• Quinto paso. Visualice a su izquierda una figura vestida de tonos verdes y marrones sobre un paisaje fértil. La figura sostiene unas gavillas de trigo. Diga: Y a mi izquierda U-ri-EL (pronuncie el nombre con voz vibrante).
• Sexto paso. Separe su pie izquierdo hacia la izquierda y visualice otro hermoso pentagrama azul alrededor de usted, dibujando su cuerpo. Diga, A mí alrededor arde el pentagrama...
• Séptimo paso. Visualice un hexagrama dorado, una estrella de seis puntas, llamada a veces estrella judía, en su interior, justo en el punto en que se encuentra el corazón. Diga..., Y en mi interior brilla la estrella de seis rayos.
Parte cuarta: Repita la primera parte, la Cruz Cabalistica

No hay comentarios:

Publicar un comentario